Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Ary Neil Pantoja
Los trabajadores del servicio doméstico tendrán nuevos beneficios, entre ellos el hecho de que el empleador correrá con el cien por ciento de los gastos médicos cuando el empleado o empleada a su servicio adquiera cualquier enfermedad a través del contagio de los patrones, amigos o familiares de éstos, durante su jornada de trabajo, y que no esté cubierta por el seguro social.

La medida está contenida en la reforma al Capítulo Uno del Título VIII del Código del Trabajo de la República de Nicaragua, que ayer aprobaron los diputados ante la Asamblea Nacional.

La modificación legislativa incluye la prohibición taxativa de que las personas naturales no podrán contratar para el servicio doméstico a adolescentes menores de 14 años. Cuando los empleados o empleadas domésticas tengan 14 años cumplidos y se mantengan en el rango de adolescentes, deberán notificarlo a la Inspectoría del Ministerio del Trabajo.

Para los adolescentes, el contrato de trabajo no será con dormida adentro, excepto que cuenten con el permiso expreso de sus padres o cuando no cuente con un lugar adecuado donde quedarse.

Otros beneficios
Otro de los beneficios está contenido en el artículo 46 reformado, el cual señala que “la retribución del trabajador del servicio doméstico comprende, además del pago en dinero, alimentos en calidad y cantidad suficiente y el suministro de habitación cuando duerma en la casa donde trabaja”.

“Para el pago de sus prestaciones se tomarán en cuenta adicionalmente los alimentos y habitación que se den, con un valor equivalente al cincuenta por ciento del salario que perciba en dinero”, señala la modificación.

Qué dice el artículo
Artículo 151. “Cualquier enfermedad contraída por el o la trabajadora doméstica, sea adulto o adolescente, derivada de la relación laboral, contacto o vínculo con el empleador, con las personas que habitan en la casa donde se desempeña o de aquellas que permanecen temporal o periódicamente en la misma, obliga a la parte empleadora a garantizarle su salario de la siguiente forma:
1- En caso de no estar afiliado al seguro social el empleador deberá garantizar el pago de su salario en un 100%, y en la misma proporción las prestaciones de salud, hasta su total recuperación.

2- En los casos que el o la adolescente estuviera afiliado al Seguro Social, éste otorgará el subsidio económico establecido por la Ley de Seguridad Social, debiendo el empleador asumir el complemento hasta garantizar el 100% de su salario”.