Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La Comisión de Asuntos Étnicos de la Asamblea Nacional, dictaminó la Ley de Pueblos Indígenas del Pacífico Centro Norte de Nicaragua, en el cual se establece que el Estado reconozca la existencia de cuatro etnias y entregaría la posesión de grandes extensiones de tierra que pasarían a un régimen de propiedad comunal a manos de dichos pueblos.

El Proyecto de Ley fue dictaminado en 2006 y fue sometido a revisión en 2007 con los nuevos diputados electos, pero sólo hicieron pequeñas modificaciones. El proyecto de ley contempla la legalidad de los consejos de ancianos y monéxicos, como forma de organización de las comunidades y pueblos indígenas, que de acuerdo a las leyes actuales no existen.

Según el informe presentado por el Estado de Nicaragua al Comité en Contra de la Discriminación Racial de la Organización de las Naciones Unidas en 1995 y 2007, en el pacífico, centro y norte no había indígenas, por lo que no era posible que hubiese discriminación por razón de raza.

Propiedad será colectiva
De ser aprobada la ley tal como está dictaminada, el Estado reconocería los títulos reales otorgados por la corona española en la época de la colonia, y quienes están en dichas propiedades perderían sus derechos de propiedad privada por lo que tendrán que hacer arreglos de arriendo con las autoridades de los pueblos indígenas.

En la ley también se consigna la autonomía de los pueblos indígenas para la administración y conducción de sus asuntos de conformidad a los usos, costumbres y tradiciones de cada pueblo.

Brooklin Rivera, Presidente de la Comisión de Asuntos Étnicos y Regímenes Autonómicos de las Comunidades Indígenas, dijo que el dictamen de ley será presentado en la Primera Secretaría del Parlamento para su pronta aprobación.

Rivera consideró una victoria de las comunidades indígenas de estas regiones y resaltó que hay puntos en común con las comunidades de la Costa Caribe en la lucha por reivindicar sus derechos.

A cabildear
Según Rivera, el FSLN tiene a disposición los 38 votos de su bancada, en tanto dijo que entre la bancada de ALN y los independientes suman siete votos que estarían a favor de la ley, sólo resta conseguir dos votos entre las bancadas del PLC y Bancada Democrática
Rivera, quien es indígena de las comunidades miskitas, reveló que hay miembros del PLC y del BDN que al inicio estaban de acuerdo con la aprobación de la Ley, pero que ahora se oponen.

Pero el diputado Francisco Jarquín, de la BDN y originario de la RAAS, dijo ante los representantes de las coordinadoras indígenas que votaría a favor de la ley y que buscaría el consenso con los miembros de su bancada.

“Hay alguna confusión en los miembros de la Bancada Democrática, lo que pasa es que ellos quieren una exposición detallada de la Ley para decidir si la apoyan o no, pero de mi parte yo ya estoy convencido de que debe aprobarse”, explicó Jarquín.

“Inversionistas no deben preocuparse”

Consuelo de Jesús Rivera, Presidenta de la Coalición de Pueblos Indígenas del Pacífico Centro y Norte, que aglutina a 27 pueblos indígenas de estas regiones, anunció un intenso cabildeo con las diferentes bancadas y los diputados departamentales donde hay pueblos indígenas.

En cuanto al nuevo status de las propiedades en estos pueblos, la lideresa indígena dijo que los propietarios de tierras o inversionistas no tienen que asustarse porque no serán sacados de sus propiedades.

“No tienen por qué asustarse, lo único que deben hacer es respetar la manera de preservar las propiedades en los pueblos indígenas, no los vamos a sacar, sólo vamos a legalizarlos”, detalló Rivera.

En ese sentido en el artículo 78 del dictamen de ley, se establece que los usuarios de tierras indígenas están obligados a proteger los recursos naturales y emprender acciones para su restauración, y quienes hagan inversiones en ese sentido serán exonerados en un porcentaje de su canon de arriendo.