•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, amenazó este sábado con usar la fuerza contra los opositores que "están conspirando" con apoyo de la embajada de Estados Unidos en contra de su gobierno y dijo que éstos buscan arrebatarle las conquistas al pueblo.

"Somos amantes de la paz, pero también estamos dispuestos a levantar el acero de guerra si intentan derribar el poder del pueblo, el poder ciudadano; esto que ellos llaman la dictadura, que no es más que el poder del pueblo", dijo Ortega.

El mandatario izquierdista hizo esta advertencia a la oposición, a la que calificó de "vende patria", "traidores" y de estar financiados por la embajada estadounidense, ante miles de sandinistas durante el acto de celebración del 29 aniversario de la gesta histórica de El Repliegue, antesala a la caída del dictador Anastasio Somoza en julio de 1979.

"Mas les vale a los que están conspirando abiertamente financiados por los yanquis, por los imperialistas, más les vale respetar las normas institucionales que hay; más les vale no provocar al pueblo, a los pobres, a los campesinos, porque este poder del pueblo, es sandinista a mucha honra", arengó.

Ortega amenazó a la oposición con lanzar "una insurrección del pueblo, de las masas, de los pobres".

El gobernante reaccionó así a las marchas y actos que la oposición y grupos de la sociedad civil han realizado en su contra, tras la anulación de la personalidad jurídica al disidente Movimiento de Renovación Sandinista (centro-izquierda) y el Partido Conservador (derecha), que les impide competir en las elecciones municipales de noviembre y nacionales de 2011.

Según Ortega, el gobernante Frente Sandinista (izquierda) es el único heredero del héroe antiimperialista Augusto César Sandino y dijo que su gobierno está "rescatando las conquistas", quitadas a la población por los gobiernos que le antecedieron, "bajo la consigna de patria libre o morir".