•  |
  •  |
  • END

La Coordinadora Civil, CC, gremios, sindicatos, comunidades indígenas y otros sectores de la sociedad convocaron a una marcha nacional este 16 de julio, que tendrá como lema “Por una Nicaragua para todos y todas, por el derecho a la vida, a la comida, al trabajo y a la participación ciudadana”.

En la marcha, que saldrá a las nueve de la mañana de los semáforos del hotel Princess hasta los semáforos de la Asamblea Nacional, se le estará exigiendo al gobierno de Nicaragua la inmediata instauración de un diálogo nacional donde se debata la situación del país, el respeto a la vida y a la dignidad humana y los principios constitucionales como ejes de desarrollo de la nación.


Marcha diversa
Con la presencia de delegados de diversos organismos, Georgina Muñoz, enlace nacional de la CC, expresó que en esa organización está establecido el principio de la articulación entre los diferentes sectores de la sociedad y de coaliciones democráticas que han estado en las movilizaciones ciudadanas en defensa de los derechos políticos, económicos y sociales.

Muñoz dijo que el diálogo nacional es una necesidad prioritaria, ya que si no hay diálogo no habrá cambios, tampoco transformaciones de la Nicaragua que se quiere, pero ya pasó año y medio desde que dieron a conocer la solicitud de sentarse a conversar con los diferentes poderes del Estado. Sin embargo, hasta la fecha, esa oportunidad de apertura ha sido obviada.

Manifestó que es una buena oportunidad para el país estar hablando de un plan nacional de desarrollo, pero para ello se debe incluir a los diferentes sectores de la sociedad para que puedan exponer sus demandas y ser partícipes de esa consulta y de esa toma de decisiones, lo que implica, también, construir la Nicaragua que queremos.


Por todas las reivindicaciones
Los convocantes a la marcha se pronunciaron por un no al feminicidio y a la penalización del aborto, y a la vez respaldaron el respeto a la diversidad sexual como parte del proceso de democratización que requiere el país. Igualmente, señalaron la reivindicación de los derechos de las personas con problemas de discapacidad, el cese de las expropiaciones de los banqueros a los productores de café, relacionadas específicamente con el caso de los Cenis.

También demandarán el cumplimiento de los acuerdos con los desmovilizados de guerra, mejorar la calidad y los salarios de los trabajadores de la Salud y Educación; además exigirán que no haya alzas en las tarifas del transporte y la inmediata demarcación territorial como una forma de respeto a los derechos de los pueblos indígenas.