•  |
  •  |
  • END

En un extraño e inusual procedimiento jurídico, la jueza Primero Local Penal de Managua, Julia Mayorga, giró orden de captura y allanamiento de morada en contra de Marcos Antonio Carmona Rivera, actual presidente de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, bajo la acusación de atentar contra la autoridad y sus agentes, sin embargo, el afectado afirmó que se trata de una persecución política de parte del actual gobierno.

Carmona Rivera, quien primero fue llevado a la Estación Seis de Policía y luego a los juzgados capitalinos, rechazó los cargos aduciendo no haber tenido altercado con ningún agente policial y además afirmó desconocer que se le había abierto una causa judicial por dicho delito, ya que nunca fue notificado sobre el mismo.

Fue hasta que estuvo en los juzgados que el Presidente de la CPDH conoció a través de la orden de captura y de allanamiento emitida por la judicial Mayorga, que el cargo imputado era atentar en contra de la autoridad y sus agentes en perjuicio de los oficiales Pedro Luis Andrade Martínez y Luis Fernando Aguilar Baltodano, a quienes el acusado asegura desconocer.

En los tribunales, Carmona tuvo que esperar casi 20 minutos para poder hablar con la jueza, quien a pesar de ser la autoridad que lo requirió, finalmente no lo atendió ni le hizo llegar alguna explicación sobre su proceder, por lo que optó por elaborar un escrito revocatorio de dicha sentencia e introducirlo en el juzgado.


Los hechos
De acuerdo a las declaraciones brindadas a los medios de comunicación, el Presidente de la CPDH expresó que a eso de la 5 y 40 minutos de la mañana tocaron el timbre de su casa, ubicada en Lomas de Guadalupe, y eran agentes policiales notificándole que estaba detenido, pero al no presentarle orden de arresto procedió a cerrar y permanecer bajo llave en su vivienda.

Al parecer esto no le gustó a los agentes –-prosiguió--, quienes por varios minutos comenzaron a sacudir el portón tratando de abrirlo a la fuerza, fue entonces que decidió llamar a los medios de comunicación para que llegaran al lugar y vieran lo que estaba pasando. Al hacerse presente los periodistas, los policías no tuvieron más que desistir de lo que estaban haciendo.


El expediente
Según la acusación que presentó la Fiscalía en el Juzgado Primero Local Penal en contra de Marcos Carmona, Presidente de la Comisión Permanente para los Derechos Humanos, éste habría incurrido en el delito de atentar contra la autoridad y sus agentes el nueve de febrero del año pasado, pero el escrito acusatorio fue interpuesto hasta agosto del mismo año.

El escrito indica que los policías Pedro Luis Andrade y Luis Fernando Aguilar se presentaron a la casa del hermano del acusado, Carlos José Carmona, en Lomas de Guadalupe, para capturarlo con orden de la Juez Sexto Civil de Distrito, donde tiene una demanda.

Cuando los policías quisieron capturarlo, supuestamente Marcos Carmona llegó en una camioneta y junto a otras personas impidió el arresto, pero los agentes policiales trataron nuevamente de cumplir con la orden judicial y se le pusieron en frente a la camioneta, momento en el que supuestamente el Presidente de la CPDH les lanzó el vehículo encima. Pedro Luis Andrade supuestamente sufrió golpes en el estómago producto de la agresión.


Declarado en rebeldía
Según el expediente judicial, Marcos Carmona fue mandado a citar en dos ocasiones para responder por la acusación, pero no compareció, por lo que el 27 de junio fue declarado en rebeldía y mandado a capturar.

La jueza revocó ayer tarde la orden de captura, a solicitud de Carmona, quien en la mañana se presentó al juzgado para saber de lo que lo estaban acusando y presentar la solicitud de revocación. Carmona rechazó el cargo diciendo que “no recuerda haber atentado contra ninguna autoridad policial, pero de lo que estoy seguro, es de que se trata de una maniobra del gobierno”.



Personalidades y organismos respaldan
Horas después del incidente, el diputado del PLC Carlos Gadea, acusó al gobierno de “iniciar la campaña de guerra, acero para sus adversarios” con la acción contra Carmona, y recordó que la asociación de la cual es presidente, la CPDH, es la que ha atendido acusaciones por supuestos crímenes contra el presidente Ortega.

La directora ejecutiva del Movimiento por Nicaragua, Violeta Granera, se sumó a la solidaridad expresada por el diputado Gadea, y anunció que los organismos sociales respaldarán a Carmona, al tiempo que acusó al gobierno por la acción.

Ayer mismo, la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, expresó su rechazo y repudio por lo que denominan “extraña orden de captura este martes del secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Marcos Carmona.

“Consideramos que es un acto represivo más que comete el régimen de Daniel Ortega en contra de la democracia en nuestro país”, y adjudican el hecho a la advertencia hecha por el presidente Ortega el fin de semana pasado.