• |
  • |
  • END

Los diversos esfuerzos para estimular a los jóvenes para que voten y conozcan dónde estará su junta receptora, son, entre otros, los aspectos que impulsa la Fundación Nicaragua Nuestra y que culminarían anoche con la presentación de la canción titulada “Y voy a cambiar”, ejecutada por la agrupación musical capitalina de rock “Malos Hábitos”.

El contenido de la canción es para motivar a la juventud nicaragüense a tomar conciencia de la necesidad de participar cívicamente, involucrarse y asumir sus responsabilidades ciudadanas con vista a los comicios municipales del próximo nueve de noviembre.

Según ha anunciado el Consejo Supremo Electoral, no habrá verificación de los votantes en sus JRV, pero al margen de esta limitación, la Fundación Nicaragua Nuestra impulsa una especie de verificación para, según ellos, evitar el “ratón loco”.

“No queremos decir que es verificación porque es un término oficial, y esto no es oficial, pero sí es algo parecido, hemos hablado con algunos funcionarios del Poder Electoral y nuestro trabajo les pareció buena idea”, afirmó Claudia Paniagua, Directora de la Fundación.

El trabajo consiste en localizar el centro de votación y la Junta Receptora de Votos, JRV, donde le tocará votar. Para ello, el organismo dispone de unas cuatro computadoras con acceso a internet, a través de las cuales entran a la página web del CSE e ingresan el número de cédula más el nombre con el apellido del ciudadano.

Pese a este sencillo procedimiento, según Paniagua, la falta de actualización del padrón electoral obstaculiza esta labor porque quienes obtienen sus cédulas por primera vez no aparecen en el padrón, cuyos datos más recientes datan del año 2006.

“Se ha demostrado que la mayoría de los jóvenes que no votan también son impulsados por el desconocimiento del sitio donde votarán, y con la experiencia del ratón loco se desanimó mucha gente”, aseveró Paniagua.

Paniagua aseguró que el proyecto ha sido exitoso y que hasta el momento han atendido a más de dos mil ciudadanos en la capital, con un promedio de 500 personas diarias.