• |
  • |
  • END

El presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, José Pallais, afirmó que por odio a una persona, (el ex presidente Arnoldo Alemán) no pueden perjudicar a 9 mil cuarenta reos que en su mayoría son inocentes y no se les ha dictado sentencia definitiva.

“No podemos caer en la trampa de violar los derechos humanos de miles de nicaragüenses por odio a una persona. No vamos a consentir sentencias totalitarias, contrarias al Estado de Derecho”, dijo Pallais.

Pero el jurista Sergio García Quintero calificó como “ardid” para poner en libertad a Arnoldo Alemán y después potenciarlo para una eventual candidatura presidencial.

“Considero que es una cuestión truculenta y que desdice de la seriedad del diputado José Pallais, porque hay mucha gente que cree en su decoro, pero este proyecto de ley únicamente tiende a favorecer a Arnoldo Alemán”, añadió.

Ilustró que los proyectistas utilizan un “argumento de lo más deleznable, como es el que maneja José Pallais en el sentido de que de la excarcelación de Arnoldo depende la suerte los más de 9 mil reos que tienen sentencias que todavía están recurridas y que se dictaron de acuerdo al Código de Instrucción Criminal”.


Defiende proyecto
Pallais defendió el anteproyecto de “Ley de Fijación de Plazo Razonable en Causas Pendientes del Código de Instrucción Criminal”, que establece 30 días para resolver los casos de delitos que contemplen penas mayores a los cinco años y extinguir la pena de los delitos menores de cinco años que no tengan sentencia firme.

Según esa disposición, en el caso de Alemán, procesado y condenado a 20 años de prisión por seis delitos, entre ellos fraude, peculado, malversación de caudales públicos y lavado de dinero, la Sala Penal de la CSJ deberá resolver su casación en 30 días.

Pallais afirmó que donde no hay sentencia firme constitucionalmente son inocentes, y no pueden caer en trampa de violaciones a los derechos humanos. “No vamos a permitir que esas tendencias de mantener a una persona presa se consoliden, hay que brindarles una justicia oportuna”, agregó.

Criticó que los jueces y tribunales han tenido seis años para dictar las sentencia y no lo hacen y mantienen a más de 9 mil personas, en su mayoría inocentes, presos, cuando desde la entrada en vigencia del Código Procesal Penal, CPP, se estableció un plazo de tres meses para dictar sentencia y no cumplen.

Es preferible una justicia respetuosa de los derechos humanos que mantenga a diez culpables libres, que a un inocente preso, opinó Pallais.


El delito
“La verdad es que los casos de los más de 9 mil reos, incluyendo el de Arnoldo, que está en casación y que estaba sujeto a recursos, solamente denotan que el Poder Judicial ha cometido delito”, dijo García Quintero, quien recordó que en el artículo 434 del nuevo Código Penal que “estamos estrenando habla de la denegación de justicia, y en el artículo 465 se habla del retardo malicioso”.

“Yo, como abogado, denuncio que se está tergiversando la ley aunque esté de acuerdo con que realmente todo un proceso ha quedado en olvido por retardación de justicia; es una acusación abierta en contra del Poder Judicial”, alegó el jurista.


Jóvenes demandan respecto institucional
Leyla Jarquín

Un grupo de jóvenes se presentó ayer por la tarde frente al edifico Xabier Gorostiaga, de la Universidad Centroamericana, UCA, donde magistrados de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, asistieron al Taller del Nuevo Modelo de Gestión de Despachos Judiciales, para protestar en contra del sistema judicial.

“A los jóvenes nos pareció una buena oportunidad (para protestar), considerando que el ejercicio de las leyes no debe estar sujeto a intereses partidarios, sino a intereses de la nación”, expresó Israel Lewites, quien se presentó para apoyar la protesta.

Al taller asistieron los magistrados de la CSJ René Herrera, Edgar Navas y Francisco Rosales, así como el presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, el diputado liberal José Pallais, para escuchar las demandas de abogados en contra del nuevo modelo del sistema judicial.

A eso de las tres y media de la tarde los jóvenes se presentaron con pancartas donde exponían su inconformidad con el sistema judicial y con un altoparlante para demandar un “Estado de Derecho e institucionalidad” en el país.

“Nos parece muy lamentable en lo que se ha convertido el sistema judicial; el sistema judicial se ha convertido en el instrumento para el ejercicio del poder de los partidos pactistas”, manifestó Lewites.