• |
  • |
  • END

La Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, condenó ayer la actitud de los administradores de la justicia y de seguridad pública por no respetar las garantías individuales establecidas por la ley en el caso del intento de captura de Marcos Carmona, Director de este organismo, aunque oficialmente la Policía Nacional dijo haber actuado en el marco de la ley.

El pronunciamiento señala que condenan “la actitud prepotente de los oficiales de Policía, quienes en horas no hábiles pretendían hacer efectiva una orden de captura, sin otorgarle al acusado las debidas garantías individuales, el respeto de su dignidad humana y la observancia del principio de presunción de inocencia”.


Cómo sucedieron los hechos
Según Carmona, el incidente ocurrió el nueve de febrero del año pasado, cuando a la casa de su hermano, Carlos Carmona, se presentaron personas de civil y sin presentar identificación policial ni orden de captura intentaron llevárselo, algo que Marcos y los vecinos de su hermano evitaron, dándose un forcejeo.

Carmona asegura haber denunciado el problema ante el comisionado general Juan Báez, Inspector General de la Policía Nacional, el mismo día de los hechos, situación que quedó en el olvido por meses, hasta el recién pasado martes, cuando agentes policiales intentaron hacer efectiva una orden de captura en su contra, por supuesto atentado contra la autoridad y sus agentes, según expediente judicial 0347-201-07. Carmona asegura que éstos llegaron a las 5:40 minutos de la mañana y sin haber sido notificado sobre el proceso llevado en su contra.


Versión de la Policía
Mientras tanto, la Policía Nacional emitió un comunicado en el cual asegura que la orden de captura se realizó en el marco de las coordinaciones realizadas con el Poder Judicial a fin cumplir con los requerimientos judiciales que se encuentran pendientes.

Por otra parte, difieren sobre la hora y alegan que su llegada fue a las 6:20 minutos de la mañana y no las 5:40, tiempo de arribo de los agentes del orden señalado por el afectado.

El director de la CPDH el miércoles interpuso un recurso de exhibición personal, pidió que se revoque la orden de captura y solicitó a la judicial que lleva su caso sea declarado extinto, porque la acusación en su contra fue hace más de un año.

Carmona mencionó que a pesar de considerar la posibilidad de que esto sea parte de presiones políticas del gobierno contra las ONG, aún quiere confiar en el profesionalismo de la Policía Nacional y de las instituciones judiciales, por lo que agotará las instancias nacionales antes de pensar en denuncias internacionales.