• |
  • |
  • END

El alcalde capitalino Dionisio Marenco reiteró ayer que el “terremoto” que provocarán las masivas acusaciones sobre los Cenis, además de implicar a un estimado de 400 personas, enturbiarán el proceso electoral que culminará de noviembre próximo.

La estimación de Marenco es que apenas lleguen los primeros a los juzgados comenzarán a involucrar a personas de diferentes profesiones que laboraron con los implicados por la Fiscalía.

Sobre la espada que pende sobre Montealegre de una posible inhibición derivada del caso de los Cenis, el alcalde reiteró no estar de acuerdo porque, “me parece que entre más gente corra –en los comicios municipales- es mejor pero sin caer en los extremos”.

A propósito del obligado cambio en la admnistración edilicia a partir del próximo año, el alcalde hizo votos para que no cambien el personal, “lo único que tienen que hacer quienes asuman la Alcaldía es entender el problema de Managua, porque los equipos técnicos son los mismos; yo no cambié a nadie, tengo a los mismos ingenieros cuando estaba Roberto Cedeño y Arnoldo Alemán y son muy competentes y capaces”.


¡Tarimón!: “Yo hubiera usado la concha acústica”

Dionisio Marenco, hasta hace unos años era la persona que preparaba la tarima, un día antes de las celebraciones del 19 de Julio, la logística, transmisión por eso ayer se mostró sorprendido al creer que la tarima que construye el gobierno es la que había solicitado el canal que organiza el festival de “Las divinas y populares”.

“Es un tarimón enorme el que hicieron” criticó al tiempo que lamentó que no usaron la concha acústica. “Soy sandinista y no voy a estar peleando porque hicieron o no una tarima; yo no lo hubiera hecho, sino utilizar la tarima de la concha acústica, pero quien sabe, tal vez estén planeando una coreografía o un escenario mayor”, dijo.

El alcalde confirmó que asistirá al acto como cualquier ciudadano. “Voy con la gente de mi barrio y mis amigos, pasamos alegres”, dijo.

Valoró que la revolución “es un fenómeno social que hay que recordarlo como una fecha histórica del país que cambió drásticamente el sistema social, así como la revolución liberal nadie la puede evitar o la guerra nacional tampoco nadie la puede evitar”.

Marenco abogó porque “el Frente Sandinista logre mejorar las condiciones de vida del pueblo y logre mitigar la pobreza, es lo que le puede dar fuerza y perennidad al sandinismo”.