• |
  • |
  • END

Los liberales quieren tener oficialmente su “héroe nacional”, y por ello, el primer secretario del Parlamento y primer vicepresidente del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Wilfredo Navarro, presentó una iniciativa de decreto declarando “Héroe nacional al general José Santos Zelaya López”, la cual va precedida de una larga exposición de motivos y de opiniones de personajes nacionales y extranjeros a favor del caudillo liberal.

El artículo uno del decreto establece literalmente: “Reconocer y declarar al general José Santos Zelaya López, Héroe Nacional, por sus destacados servicios a la patria, ejemplar voluntad histórica, gobernante, militar y ciudadano paradigma de las generaciones que le suceden”.

El artículo dos del decreto señala que se debe “instar a los sistemas de educación e información nacional, a cultivar la memoria y las obras de José Santos Zelaya López”.

Algunas de las consideraciones esgrimidas por Navarro para elevar a rango de héroe nacional al general y ex presidente de Nicaragua, José Santos Zelaya, son la incorporación al territorio nacional de la Mosquitia, conocida hoy como las regiones autónomas de la Costa Caribe; la secularización de la educación y la nacionalización de las minas y el ferrocarril en Nicaragua.


El pelo en la sopa
La propuesta de decreto fue presentada por Navarro el pasado nueve de julio. Coincidentemente, dos días después, durante la convención del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Arnoldo Alemán equiparó a Zelaya con el dictador Anastasio Somoza Debayle, a quienes llamó “semillas y héroes” del liberalismo.

La semana pasada, el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, junto a Alemán y demás correligionarios, inauguró una estatua en honor a Zelaya.

Cuando se anunció la obra, no tardó mucho para que algunos políticos señalaran que el monumento es una especie de intercambio político entre los liberales y el Frente Sandinista.

Por un lado, el Concejo de Managua aprobó la construcción de la estatua en honor a Rigoberto López Pérez, considerado héroe nacional por haber dado muerte al fundador de la dinastía, Anastasio Somoza García. Por el otro, se culmina la obra en honor a Zelaya.

“El general José Santos Zelaya es un símbolo vivo que enlaza las nuevas y viejas generaciones de nicaragüenses que se abocaron a una lucha por alcanzar el desarrollo del país, heredando a su pueblo la libertad de su pensamiento, el derecho a su propiedad, el habeas corpus y la igualdad entre todos los ciudadanos”, se lee en uno de los considerandos de la iniciativa de decreto presentada por Navarro.