•  |
  •  |
  • END

Masaya
Con muchas muestras de pesar, familiares y amigos de la ex primera dama de Nicaragua, Lila T. Abaunza de Bolaños recibió su último adiós, en medio del dolor de su esposo, el ex presidente de Nicaragua Enrique Bolaños, y sus hijos.

Unas 300 personas la acompañaron hasta su última morada. También estuvieron presentes la primera comisionada de la Policía Nacional, Aminta Granera; Violeta Barrios de Chamorro, ex presidenta de Nicaragua; Orlando Noguera, Alcalde de Masaya; el diputado Agustín Jarquín Anaya y ex funcionarios del gobierno de Bolaños, entre otras personalidades políticas.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, llegó a la casa de la familia Bolaños-Abaunza para darle el pésame a Enrique Bolaños, a sus hijos y nietos.

La misa de cuerpo presente tuvo lugar en la ciudad de Masaya, en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, y fue oficiada por el obispo de la Diócesis de Granada, Bernardo Hombach, y otros párrocos de la región.

“Aquí se conocieron”

“Esta iglesia fue donde también se conocieron mis padres y donde se casaron”, dijo Enrique Bolaños, hijo de doña Lila T. de Bolaños y de Enrique Bolaños; también agregó que sus padres constituyeron una pareja ejemplar, un matrimonio de más de 50 años y que su madre siempre estuvo a la par de su padre en lo bueno y en lo malo, y hasta cuando fue presidente, y jamás lo dejó de apoyar.

De igual forma dijo que su madre fue quien tuvo la idea de construir albergues en los hospitales, después de ver a una familia pobre bajo un árbol en medio de una gran lluvia, que era de un lugar lejos y tenía a un enfermo en el hospital.

El ex presidente de la República, Enrique Bolaños, dijo que su esposa era alguien muy especial y que a pesar de todo él sabe que su esposa ya está descansando y que en el cielo se va a reunir con sus tres hijos.