• |
  • |
  • END

La reforma al Presupuesto General de la República (PGR) 2008 recientemente aprobada por el Parlamento no cumplió todos sus propósitos, pues el Ministerio de Salud (Minsa) sólo recibió ocho millones de córdobas para aumentos salariales y se le redujo el presupuesto para compra de medicinas, a pesar de que instituciones como la Presidencia recibieron tres millones de córdobas para asesorías y consultas y la Cancillería recibió 18 millones de córdobas para “útiles de oficina”.

El presidente Daniel Ortega envió la iniciativa de reforma con carácter de urgencia a finales de junio. Legisladores del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y del Frente Sandinista la aprobaron sin hacerle cambios.

La reforma dio lugar a un incremento de los salarios en el sector Educación, Salud y a policías; y se produjo gracias al acuerdo al que llegó el gobierno con el Banco de la Producción (Banpro) de pagar a un plazo de 20 años con una tasa de interés del cinco por ciento anual durante los primeros 30 pagos (15 años), y de 5.25 por ciento durante los últimos diez pagos (cinco años) la deuda originada por los Certificados Negociables de Inversión (Cenis), ahora convertidos en bonos bancarios.

Esa renegociación permitió el ahorro de 639 millones de córdobas, de los cuales, según la Ley 665, Ley de Modificación a la Ley Anual de Presupuesto General de la República 2008 publicada en La Gaceta, diario oficial, el 14 de junio, 559 millones corresponden a gasto corriente y 80 millones a gasto de capital.


Minsa, el más perjudicado
En este juego de sumas y restas el Minsa salió perdiendo. En el anexo de los incrementos, este ministerio tiene 183 millones 857 mil córdobas, sin embargo le reducen 111 millones 486 mil córdobas, teniendo así un incremento real de 72.3 millones de córdobas.

Hay reducciones sustanciales como los 13 millones en concepto de “beneficios de los trabajadores” y los aproximadamente 42 millones antes destinados a la rehabilitación del Hospital “San Juan de Dios”, de Estelí, el “Roberto Calderón”, de Managua, el “Victoria Motta”, de Jinotega, y el “Asunción”, de Juigalpa.

En las reducciones también va incluida la rehabilitación del Centro Nacional de Radioterapia y la construcción de un centro de salud en El Sauce, León. Este ministerio dejará de percibir 28 millones de córdobas en donaciones que serían destinadas para productos farmacéuticos y medicinales, y dos millones de córdobas en útiles médico-quirúrgicos menores.

“Yo no conozco realmente si la reforma presupuestaria ya se dio”, justificó el coordinador del Movimiento de Médicos Sandinistas, Enrique Beteta, al ser consultado. Beteta insistió en hablar sobre la reforma tributaria y evitó abordar el tema.

“Los fondos dirigidos para salarios en el Ministerio de Salud no son significativos en comparación con Educación y Gobernación. Lo que indica que no se cumplió, para el caso del sector Salud, con el propósito de proveer de más recursos del tesoro para ajustar el salario de los trabajadores de la Salud”, indica en sus conclusiones el boletín Presupuesto Ciudadano elaborado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).


La otra cara
Mientras el Minsa queda ajustado en sus cuentas sin que organizaciones gremiales ni autoridades reclamen, a la Corte Suprema de Justicia, CSJ, se le asignaron nueve millones de córdobas, justificados en el PGR aprobado como “otros servicios personales”, a los que se les destinó cuatro millones 500 mil córdobas; y “otros materiales y suministros”, con la misma cantidad.

En la iniciativa de Ley que envió el Ejecutivo, con fecha y sello de recibido en la Primera Secretaría del Parlamento, en el detalle de esos “otros servicios personales y otros materiales de suministros”, entre paréntesis está “elecciones municipales”.

Tres millones 505 mil córdobas son destinados “al resto del gobierno en general”, sin que se especifique qué parte de éste. La Cancillería es de las instituciones que más recibió, a pesar de que según la exposición de motivos adjunta a la iniciativa de ley, dice que los principales criterios que impulsaron la modificación fueron el reajuste salarial de los tres sectores antes mencionados y el pago de la deuda de la estatal Empresa Nicaragüense de Energía Eléctrica (ENEL).

Al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, se le aprobó un millón 404 mil córdobas para pagar asesorías y consultorías. Este dinero es producto de un préstamo del Banco Mundial.

En la exposición de motivos el mandatario asegura que el monto asignado para salarios del sector Salud es de 36 millones de córdobas. Los 20.2 millones de córdobas que en el PGR 2008 se destinaron para los damnificados por el huracán “Félix” se reorientaron a la construcción de 18 puestos de salud en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

A juicio del Ieepp, la reforma “contempló incrementos pocos estratégicos para la reducción de la pobreza”.