• |
  • |
  • END

Jinotega

Tras dieciocho años de olvido, las organizaciones que aglutinan a los ex combatientes de guerra de este departamento, demandaron a la Comisión de Reconciliación, Verificación y Paz, respuestas inmediatas a sus demandas en un primer encuentro sostenido este miércoles en esta ciudad y que se caracterizó por ser muy crítico.

El ausente en este encuentro fue el cardenal Miguel Obando y Bravo, coordinador de esta comisión, creada hace un año para resolver los problemas de los ex combatientes de guerra, y quien encabezó la comisión y los compromisos fue Nelson Artola, quien alrededor de las demandas de los desmovilizados pronunció el mismo discurso retórico de una pronta solución.


Las mismas demandas
Alejandro Espinal, coordinador de la Comisión de los retirados del ejército (CNOR), leyó un documento que luego entregó a Artola, en el que plasmaron sus principales demandas basadas en la legalización de las propiedades, un banco de tierras para la construcción de viviendas, acceso al programa plan semilla, becas otorgadas por el Inatec, a los paquetes escolares, acceso a los servicios de salud y menos burocracia en los trámites de pensiones en el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS).

Nada se ha cumplido
Espinal recordó que de los acuerdos firmados en septiembre del año pasado por el Presidente de la República, Daniel Ortega, no se ha cumplido ninguno, y que más bien han sido excluidos de las políticas económicas como Plan Semilla y Bonos Productivos, al igual de los programas que ejecuta la Comisión de Paz como el Paquete Escolar, Plan Techo, Plan Semilla y becas del Inatec, atribuyéndole este problema a la falta de voluntad del gabinete departamental de gobierno que no está a la altura de sus demandas.


Llueven demandas
También demandaron el acceso a los programas que ejecuta el gobierno, que se les asigne una dependencia del Estado como la Intendencia de la Propiedad, cargo que podría estar en manos de uno de sus agremiados.

Por su parte, Enriqueta Martínez, madre de héroe y mártir, dijo que a ellas se les prometió una atención especializada en la clínica médica previsional adscrita al Minsa, pero “antes por lo menos nos daban la Analaprin para la presión, y ahora ni eso siquiera nos dan, pero la culpa no es del Presidente, sino de los funcionarios que tiene”, dijo esta madre.

También pidió se prohíba a través de un decreto se haga uso de la memoria de los héroes y mártires para hacer campaña política al aproximarse nuevas elecciones.


Promete casas
Para beneficiar a las madres de héroes y mártires, el alcalde de Jinotega, Eugenio López, dijo que ya existe un proyecto de 20 viviendas que se están gestionando a través del Invur para las madres de héroes y mártires.


Escépticos
Varios de los presentes se mostraron escépticos y manifestaron su desconfianza alrededor del cumplimiento de sus demandas, ya que aseguraron que casi siempre este tipo de sesiones se convierten en un discurso más.

Rodolfo Alaniz, retirado de la Resistencia Nicaragüense, dijo que no creía mucho en estos discursos: “Nada concreto nos vino a decir Nelson Artola, sólo vino a decir que van a estudiar las demandas pero no dijo nada concreto, y nosotros estamos cansados de mentiras”, dijo.


El mismo discurso
Por su parte Nelson Artola, para cerrar la asamblea, dijo que esta comisión asume un compromiso serio, y que el documento entregado por los demandantes se convierte en un documento sagrado, en alusión a resolver sus planteamientos.

Y aunque no especificó el término de solución, argumentó que poco a poco van a ir resolviendo, para lo cual cuentan ya con la promesa del gobierno de Brasil, para apoyarlos con proyectos de Plan Techo para distribuirlos equitativamente, un Plan Semilla para todo el país y que además contarán con el apoyo de la Unión Europea, que también le ha garantizado un paquete fuerte de ayuda a la Comisión de Paz.