• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió el viernes al Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, el envío de una misión para constatar el estado de salud de las tres supuestas guerrilleras que fueron asiladas en el país, tras sobrevivir en marzo a un ataque contra un campamento de las FARC.

El gobierno quiere que la CICR envíe una delegación "para que puedan constatar las heridas que sufrieron en el ataque y como resultaron gravemente heridas", demandó el gobernante, durante un acto en Managua.

Ortega dijo que una de ellas, bautizada por la guerrilla con el nombre de Diana, de 21 años, podría perder la pierna derecha debido a una grave infección causada por las heridas que recibió en el ataque del ejército colombiano a una base de las FARC en territorio ecuatoriano, el pasado 1 de marzo.

El mandatari nicaragüense afirmó que la joven fue sometida a cinco cirugías en Ecuador, donde fue atendida antes de ser trasladada a Nicaragua, y donde también recibió asistencia médica para contener la infección, pero no han dado resultado.

Nicaragua dio asilo a una mexicana y dos colombianas que son señaladas por Colombia de pertenecer a las FARC.