•  |
  •  |

Ni al Consejo Supremo Electoral, CSE, ni al Presidente Daniel Ortega les conviene anular la candidatura presidencial de Fabio Gadea Mantilla y de al menos 50 candidatos a diputados de la Alianza del Partido Liberal Independiente, PLI, asegura el analista político Carlos Tünnermann Bernheim; sin embargo, también opina que las fracciones de esta organización política tienen la misión de crear confusión e incertidumbre para desalentar el voto pro Gadea.

En la opinión de Tünnermann, estas fracciones del PLI que han estado en un oficioso trabajo de introducir recursos ante los poderes Electoral y Judicial, para anular la participación de la casilla 13 en estas elecciones, son parte de las maniobras del partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, para desalentar el voto a favor de Gadea.

No irán más allá
Sin embargo, Tünnermann aseguró que esto no irá más allá de esas intenciones, porque anular la candidatura de Gadea y de esos 50 candidatos a diputados, sería la demostración más evidente de las actuaciones ilegales y arbitrarias del sistema electoral, que responde a los intereses del FSLN.

“Quieren causar confusión e incertidumbre haciendo creer que no vale votar por la casilla 13, si más tarde van a anular a sus diputados”, consideró el analista político, quien también se pregunta por qué el CSE no hizo una revisión del PLI antes de aceptar sus candidaturas.

Tünnermann recordó que el reglamento del PLI establece que cuando se incorpora un nuevo miembro que era militante de otro Partido Liberal, se le toman en cuenta los años que militó en ese otro partido.

Lo ilógico
Además, insistió en que legalmente es ilógico anular a candidatos que ya pasaron por un filtro de requisitos para participar en la contienda electoral.
“Una vez que un candidato es electo, ya se expresó la voluntad popular a favor de ese candidato, inhibirlos después de que han sido electos y proclamados electos, es una total aberración jurídica”, dijo Tünnermann. Aun así admite que la anulación de estas candidaturas sería por un interés político, como pasó en su momento con la diputación cancelada de Alejandro Bolaños
Davis.

El CSE ya se ha pronunciado sobre la litis interna del PLI, y ha reconocido como representante legal al diputado Indalecio Rodríguez, quien está participando como candidato en la Alianza PLI-UNE de Gadea, para reelegirse en el cargo de legislado. Sin embargo, las otras fracciones del PLI insisten en que se debe anular la participación de la casilla 13 en las elecciones, porque las partes aún se mantienen en pugna.

No van a poner la otra mejilla
Edmundo Jarquín, candidato a Vicepresidente por la Alianza Partido Liberal Independiente, PLI, advirtió que cualquier intento de impedir la candidatura de Fabio Gadea expone al país a un verdadero conflicto.

“Esta elección podría tener un nombre, todos contra Fabio y aún así, a todos los vamos a derrotar. Aquí no va a haber inhibiciones. Reiteramos que cualquier intento de impedir la candidatura de Fabio Gadea Mantilla, expone al país a un verdadero conflicto. Va a haber violencia, palos, garrotes y piedras están al alcance de todos los nicaragüenses. Creo que los nicaragüenses no van a seguir poniendo la otra mejilla”, manifestó Jarquín.

Posición de la fracción de Rollin Tobie
El líder de una de las fracciones del Partido Liberal Independiente, PLI, Rollin Tobie, que está solicitando la anulación de la Alianza PLI-UNE, expresó ayer en un comunicado que tituló: “La sin razón de un berrinche”, que las declaraciones como las de Jarquín, incitan a la violencia cuando dicen que se “tomarán las calles si les quitan la casilla 13”.

En el escrito menciona que los que están participando como candidatos en la Alianza PLI-UNE, son unos “caprichosos”, “oportunistas”, “ineptos legalmente” que “recurren a la promesa del garrote”.

(Con la colaboración de Arlen Pérez)