•  |
  •  |

Los ciudadanos que a estas alturas carecen de un documento de identidad para votar, podrían ser una “amenaza” para la calma del proceso electoral el próximo 6 de noviembre, aseguró ayer el Director Ejecutivo de Ética y Transparencia, EyT, Roberto Courtney, quien en ese sentido llamó ayer a los magistrados con cargos vencidos del Consejo Supremo Electoral, CSE, para que sean responsables y consecuentes con la entrega del documento supletorio, si por cualquier razón ya no pudieron entregarles la cédula de identidad.

“El CSE podría conseguir una cierta dosis de paz y calma entre la ciudadanía, si distribuye un calendario indicando cuándo va hacer llegar a los municipios las cédulas que manufacturó hace 40 días y el documento supletorio”, recomendó Courtney, tomando en cuenta que hace 40 días se elaboró la última cédula de identidad, según el calendario electoral.

La medida
Asimismo, Courtney insistió en explicar que si una solicitud de cédula tiene problemas de registro u otro tipo de problema que atrase la emisión de este documento, el procedimiento correspondiente es entregarle al ciudadano un documento supletorio.

En ese sentido, un monitoreo realizado por EyT en todos los municipios del país, reveló que al menos 40 mil ciudadanos carecen de cédula o de documento supletorio, aunque ya hicieron su trámite y están en la edad de votar.

Por su parte, el CSE no ha hecho público cuántas de las solicitudes de cédula se materializarán con documentos supletorios para habilitar al ciudadano a votar, y solo han dicho –haciendo cálculos en el aire- que hay entre 130 mil y 140 mil personas con documentos supletorios.

Sin embargo, Courtney explicó que estas cifras arrojadas por el CSE no se corresponden con la realidad que se está percibiendo principalmente en algunas regiones del norte del país, donde se han vuelto cada vez más notorias las protestas ciudadanas en demanda de la cédula de identidad.