•  |
  •  |

La integración es una responsabilidad de todos, pero lograr que los acuerdos regionales se trasladen al campo nacional, es una tarea que se deben proponer los diferentes partidos políticos, que participan en la contienda electoral, dijo ayer el doctor Mauricio Herdocia, investigador del Cuarto Informe del Estado de la Región.

Indicó que en Centroamérica hay voluntad y capacidad, pero hace falta focalizar actividades estratégicas y claves para desencadenar acciones necesarias, que permitan colocarnos en el camino del desarrollo sostenible, como la seguridad, el cambio climático y reposicionar la agenda social en la región.

Recordó que hablar de integración debe ir más allá de la integración comercial, porque es un proceso con una visión multidimensional. Además, al tener amenazas regionales similares, Herdocia recomendó que los acuerdos centroamericanos bajen al nivel nacional y que lo nacional retroalimente lo regional, porque “si no se da esta polea de transmisión, la integración fracasa”.

Integración un proyecto de Estado
Manifestó que en la tarea de fortalecer lo regional y lo nacional con instituciones dedicadas específicamente a trasladar los procesos de integración a la vida nacional, los partidos políticos son claves.

“Son ellos los que tienen diputados, los que elaboran las leyes, aprueban o desaprueban los tratados en materia de integración regional y quienes tienen fuerza e impacto en los gobiernos municipales, y en el caso del partido de gobierno tienen mayor posibilidad de incorporar esa plataforma institucional regional a los planes nacionales”, afirmó Herdocia.

Agregó que Nicaragua está en un proceso electoral, y cabe hacer un llamado a los partidos políticos para profundizar dentro de sus plataformas de gobierno la integración, “pero no vista como una política de gobierno, sujeta a los vaivenes de los cambios de administración en sucesivas elecciones, sino como una política de Estado”, advirtió.

Tarea de todos
Asimismo, Herdocia recordó que es tarea de todos “sentirnos centroamericanos”, y para ello se debe entender el sentido lógico de la integración.

“Con lo que estamos haciendo actualmente no vamos a dar un salto de calidad hacia el desarrollo.

Estamos atrapados en una situación de insuficiencia para alcanzar metas sustantivas en el desarrollo y eso nos implica repotenciar la visión nuestra de la integración”, recomendó Herdocia.

Para empezar a dar estos pasos, el investigador recomendó darnos cuenta de la amenaza letal que tiene toda la región y alinear la cooperación nacional a los grandes fines del procesos de integración regional.

Un paso a la integración
A pesar de las dificultades de los estados-naciones se han dado algunos pasos para el desarrollo, un ejemplo de ello es que recientemente se realizó el Primer Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Cortes y Tribunales de Integración Regional, con el fin de constituir un mecanismo permanente y eficiente de comunicación e interacción que fortalezca el Sistema Jurídico y el Derecho Comunitario en el proceso de integración de la región.