•  |
  •  |

El Encargado de Negocios de Estados Unidos, EU, en Nicaragua, Robert R. Downes, dijo que el exembajador estadounidense, Robert Callahan, ya no representa al gobierno norteamericano en Nicaragua, cuando se le preguntó su opinión sobre el escrito en el que Callahan advierte que si las próximas elecciones nacionales son como las municipales de 2008, no se debe reconocer la victoria del Presidente Daniel Ortega y cortar la ayuda económica a Nicaragua.

“Esa carta la escribió como un experto y amigo del pueblo, pero no como un representante del gobierno de allá”, agregó Downes en alusión a Callahan y a Estados Unidos.

Por su parte, el candidato presidencial de la Alianza por la República, APRE, y exembajador de Nicaragua, Róger Guevara Mena, consideró que “no es función de los diplomáticos participar de la vida política de un país”, pero coincidió con Downes en que Callahan ya no es funcionario de Estados Unidos en Nicaragua, así que puede ofrecer sus opiniones sobre el contexto electoral en este país.   

Por otra parte, Guevara Mena no cree que Estados Unidos rechace al gobierno de Ortega si el mandatario nicaragüense llegase a reelegirse, porque los resultados de las elecciones municipales de 2008 no fueron rechazadas por el gobierno de Barack Obama.

Mientras tanto, el candidato a diputado de la Alianza Partido Liberal Independiente, PLI, y exCanciller de la República, Eduardo Montealegre, no está de acuerdo con la opinión de Callahan, cuando afirma que Ortega va ganar las elecciones, porque está seguro de que Fabio Gadea Mantilla, aspirante presidencial del PLI, será el triunfador.

Manifestó que el escrito referido es una opinión personal del exEmbajador, publicada en un portal no gubernamental, así que no cree que sea una intromisión extranjera en la política nicaragüense.

Sobre la probabilidad de un fraude electoral, Montealegre consideró que si lo hay, “todo el mundo se va volcar en contra de eso”.