•  |
  •  |

El crimen organizado y los gobiernos autoritarios son los enemigos a los que se enfrenta la libertad de prensa, manifestó el presidente saliente de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, durante la Asamblea número 67, realizada en Lima, Perú. De acuerdo con el presidente saliente de la SIP, el guatemalteco Gonzalo Marroquín, estos enemigos quieren limitar la información.

“En América Latina hay dos grandes enemigos de la libertad de expresión y de prensa: estos son el crimen organizado y los gobiernos intolerantes y autoritarios. En ambos casos pretenden limitar y restringir el tráfico de información”, afirmó Marroquín.

Prensa nicaragüense amenazada
Añadió que tanto el crimen organizado, como los gobiernos autoritarios, persiguen “controlar la información”. Señaló que Venezuela, Ecuador, Argentina y Nicaragua cuentan con gobiernos que promulgan leyes que se han convertido en una amenaza para la prensa.

“El panorama de la prensa en la región no es nada halagüeño, pero tampoco es como para doblar rodillas”, afirmó el directivo de la SIP en nota de AFP.

Verdad ya informada
El periodista Alfonso Malespín, consideró que la SIP reconoció una verdad “ya informada”, porque el crimen organizado es una amenaza para la libertad de expresión en todas las sociedades latinoamericanas.

“Antes ya lo eran los gobiernos autoritarios que aún persisten en distintos países de la región. Organizaciones de periodistas, derechos humanos y de sociedad civil han advertido sobre ambas amenazas, pero en casos como Nicaragua el Estado y los gobiernos aún no desarrollan una estrategia que fortalezca la seguridad ciudadana”, expresó Malespín.

Añadió que la sociedad nicaragüense, “escasa de institucionalidad democrática”, más bien disputa de poderes entre el gobierno y los medios. “Cuando en realidad se trata de una lucha entre unas instituciones políticas que detestan la fiscalización periodística y medios que desean prevalezca un diálogo para la democracia”, detalló.

La reunión de la SIP finalizó ayer, con un informe de la situación de la libertad de expresión país por país y con la elección de nuevas autoridades.

 

Gobiernos contra prensa independiente

LIMA / AFP
Uno de los detalles más preocupantes a la luz de la conclusión ayer de la asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) es que en “Argentina, Nicaragua y Venezuela los gobiernos han montado una red paralela de medios estatales oficialistas, que a menudo se unen en las campañas de desprestigio contra la prensa independiente”, agregó.

Además, la SIP concluyó que las trabas y amenazas a los periodistas aumentaron en 2011 en medio de leyes restrictivas y asesinatos por parte del narcotráfico, al cierre de su 67 Asamblea General, reunida en Lima durante dos días.

Balance pesimista
El balance pesimista sobre las libertades informativas en la región fue resaltado por el flamante presidente de la SIP, el estadounidense Milton Coleman, editor de The Washington Post, quien afirmó que “los países con los mayores desafíos son Venezuela, Ecuador, Honduras, Argentina y Bolivia, entre otros”.

Coleman, nombrado este martes en el cargo en reemplazo del guatemalteco Gonzalo Marroquín, expresó también su preocupación por el asesinato de periodistas, principalmente en México.

“El peligro más grave que deben enfrentar los periodistas es el de la violencia física, el crimen y la impunidad con que se cometen estos delitos”, dijo sobre la acción de narcotraficantes y la actitud de autoridades políticas y judiciales.