•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aproximadamente 600 sacos de residuos de boletas electorales fueron calcinados esta tarde, en presencia de fiscales políticos, policías y el magistrado con cargo vencido del Consejo Supremo Electoral, CSE, José Luis Villavicencio.

El material electoral sobrante fue quemado en hornos industriales, ubicados en la empresa de ladrillos “Chiltepe”.

Con este proceso queda concluida la impresión de las 5 millones y medio de boletas electorales, que se usarán el próximo 6 de noviembre en las elecciones nacionales.

El gerente general de Artes Digitales S.A. Ardisa, Ricardo Cuadra, dijo que la impresión culminó “en tiempo record”, en 12 días exactos.

La elaboración de las boletas terminó el lunes y el siguiente paso es el empaque de la maleta electoral, que inicia el 22 de octubre y tiene que concluir el 27 del mismo mes. Posteriormente comenzará el traslado del material a cada rincón de Nicaragua.