•  |
  •  |

El jefe de la Misión de Observación de la Unión Europea, MOE-UE, el eurodiputado español Luis Yáñez, recomendó ayer, durante una conferencia de prensa, despejar toda “incertidumbre” antes de los comicios del próximo seis de noviembre, entre ellas, el conflicto por la representación legal del Partido Liberal Independiente, PLI, que podría desembocar en la inhibición de unos 60 candidatos a diputados de esa alianza electoral; además de la entrega de miles de cédulas que el mismo Consejo Supremo Electoral, CSE, admitió tener en su poder aún.

“En las elecciones debe haber seguridad jurídica, seguridad en las reglas del juego, sobre todo en lo referente a las famosas inhibiciones, que es una figura muy del sistema nicaragüense y, en nuestra opinión, no debería resolverse después del 6 de noviembre, eso crearía una situación de gran inseguridad jurídica… debería resolverse antes”, explicó Yáñez.

La observación
Otra de las “incertidumbres” que Yáñez considera debe “despejarse”, es la acreditación de los organismos de observación electoral nacionales, pues llamo la atención sobre la importancia de que este proceso cuente con organismos internacionales, pero sobre todo, nacionales.

Particularmente, abogó por la pronta acreditación del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, no “48 horas antes de los comicios”, sino desde ya  pues, incluso, recordó que la misión de la Unión Europea debió estar en el país desde hace unos dos meses.

Candidatura de Ortega despejada

Respecto a la candidatura a la reelección del Presidente Ortega, Yañez expresó que ante “la polémica surgida a partir de la pretensión del Presidente Ortega de ser candidato a las elecciones cuando la Constitución aparentemente no lo permitía, hemos presenciado con preocupación el proceso interno nicaragüense por el cual, al final, se ha aprobado su candidatura sin posibilidad de recurso; y eso probablemente nos hubiera impedido venir como misión de observación electoral…”.

Pero, agregó,  “Desde el momento en que cuatro partidos o coaliciones entran a competir con el presidente Ortega como candidato y  con el Frente Sandinista es una elección competitiva, así que hemos considerado que en esas circunstancias si el gobierno y el Frente Sandinista, además de los partidos políticos han considerado conveniente que vengamos, hemos venido a pesar de ser conscientes de la dificultad de esa observación…”

Entidad electoral no partidaria
Aludiendo al informe final de la Misión de Observación Europea sobre las elecciones nacionales del 2006, Yáñez recomendó establecer en Nicaragua una entidad electoral no partidaria, aunque reconoció que es imposible hacer esos cambios a las puertas de nuevos comicios, sí reiteró esa necesidad para el futuro.

A diferencia de Nicaragua y otros países de América Latina, Yánez dijo que en España ni siquiera se conoce a los funcionarios encargados de dirigir y organizar las elecciones “porque no es recomendable” que sean conocidos, y menos que pertenezcan a un partido político, pese a que es el Poder Legislativo el que los elige.

 

Noventa observadores europeos son suficientes

El jefe de la Misión de Observación Europea, MOE-UE, Luis Yánez, informó ayer que un total de 90 personas conforman este contingente lo cual, según dijo, es suficiente para cubrir los 15 departamentos y las dos Regiones Autónomas de Nicaragua.
El 18 de octubre llegó al país el primer contingente de 26 integrantes; además de los 10 expertos electorales que llegaron a Managua desde el 12 de octubre y que conforman el equipo directivo.

El próximo 29 de octubre llegará a Nicaragua el grueso de la misión que incluye a 40 personas, junto a una delegación de parlamentarios europeos.  Los 90 observadores son de 28 diferentes nacionalidades.  

Pese a que Yáñez insistió en que la Misión de Observadores debió estar en Nicaragua desde hace dos meses, considera que aún hay tiempo para realizar un proceso de observación “profesional, objetivo, neutral e imparcial”.