•  |
  •  |

A 10 días de los comicios nacionales, el director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, Mauricio Zúñiga, expresó su preocupación porque las autoridades del Consejo Supremo Electoral, CSE, no ha emitido a su favor las credenciales para observar las elecciones; tampoco han emitido la Guía “Paso a Paso” para votar, ni la normativa de impugnaciones, ambos documentos son necesarios para capacitar a más de 200,000 personas de las estructuras electorales del país.

Otra de las preocupaciones del Ipade es que aún existen 103,000 documentos supletorios y más de 400,000 nuevas cédulas de identidad que el CSE aún no hace llegar a sus respectivos dueños.

En el caso de la guía “Paso a Paso” y del Reglamento de Impugnaciones, Zúñiga recordó que existen al menos 26,000 fiscales por cada partido político; más los miembros de las 12,960 Juntas Receptoras de Votos, JRV, que requieren ser capacitados en su uso, y el CSE publicará ambos documentos hasta el próximo lunes 31 de octubre, es decir, seis días antes de las elecciones.

Capacitar a 210 mil en diez días

Ello, insistió Zúñiga, no es suficiente tiempo para capacitar a unas 210,000 personas involucradas en el proceso electoral, entre fiscales de los partidos y funcionarios electorales.

Para Zúñiga, la principal preocupación ante la falta de la normativa de impugnaciones radica en que si no se deja claro ese procedimiento, se podría repetir lo ocurrido en las elecciones municipales de 2008, durante las cuales algunos fiscales realizaron impugnaciones fuera de la JRV, algo que es prohibido por la ley, pues, según explicó, la impugnación se hace dentro de la Junta.

Según el funcionario del Ipade, la manera irregular de impugnar una votación “se presta a alteraciones de la voluntad popular, al emitir lo que conocemos como ‘acta mata-votos’, con el ánimo de descontar ventaja de un partido sobre otro”.

Como si fuera poco, el CSE también decidió suprimir del proceso de capacitación el denominado “cuaderno de ejercicios”, que tradicionalmente va adjunto a la guía para votar “Paso a Paso”, con el cual se instruye a los miembros de mesa sobre cómo votará el elector.

El todopoderoso coordinador
Zúñiga también mostró su preocupación por la creación de la figura “ilegal” de coordinador de Centro de Votación, CV, al que el CSE le ha dado poderes absolutos, al punto que los presidentes de JRV se subordinan a él, le deben entregar las actas de apertura y cierre de la Junta, así como la de escrutinio.

De igual manera, agregó, este coordinador de CV tiene la facultad de admitir o de negar el acceso al Centro de Votación de los medios de comunicación y aun de los observadores electorales. Zúñiga pidió al CSE emitir las credenciales a favor de los más de 3,000 “acompañantes” que el Ipade dispondrá para el día de las elecciones.

Hagamos Democracia demanda observación

Por su parte, la organización de la sociedad civil Hagamos Democracia insistió ayer por cuarta vez en su acreditación como “acompañantes”. María Francis Blandón, oficial de proyecto de la organización, manifestó que desistirán de su demanda hasta que el CSE emita un rechazo oficial, porque hasta ahora solo han sabido que no serán acreditados a través de los medios. También dijo que quieren una explicación del por qué no pueden ser acompañantes.

(Con la colaboración de Leonor Álvarez)