•  |
  •  |

El expresidente de Nicaragua y actual candidato por la alianza PLC-PC, Arnoldo Alemán  dijo que pasadas las elecciones del 6 de noviembre, y de ganar Daniel Ortega, su vida política seguirá en pie de lucha por muchos años más al tomar el ejemplo de  Fabio Gadea Mantilla, quien a sus 80 años de edad aún está inmerso en la política criolla nicaragüense.

No obstante, el caudillo liberal dice estar confiado en “el voto útil” que darán los nicaragüenses a su fórmula presidencial y no admite, por tanto, un triunfo del actual partido de gobierno.

“Cuando nosotros ganemos vamos a llamar a la refundación de la República: esto quiere decir evitar que se vuelva a violentar la Ley y en especial la Constitución  y eso lo vamos a hacer inmediatamente ganada las elecciones”, dijo.

Señala “inconstitucionalidad”
Arnoldo Alemán recordó que la actual candidatura del  presidente Daniel Ortega es inconstitucional. “Nosotros hemos sido claros y sostenido que la nulidad nunca puede generar efectos positivos”, señaló.

Alemán también volvió a traer al tapete la participación de la alianza PLC-PC en el proceso electoral “convenida” para no perder su personería jurídica.

Con “fiscales entrenados”
En tanto, la alianza liderada por el exmandatario dice estar lista “para defender el voto este 6 de noviembre y preparada con dos centros de cómputos internos para recibir los reportes de sus 35 mil fiscales en 2 mil 500 Juntas Receptoras de Votos, JRV, en todo el país, dijo José Antonio Alvarado, jefe nacional de campaña de esa alianza política.

Alvarado señaló que a eso de las 7 de la noche del 6 de noviembre en dos lugares de Managua –que no quiso precisar por prudencia- la alianza que lidera el candidato Arnoldo Alemán estará recibiendo el primer muestreo de un posible resultado, pero que esperarán hasta tener la información completa para dar más detalles.

Según el candidato, el “ejército” de fiscales liberales tuvo su capacitación la semana pasada, y están bien entrenados para el conteo rápido de los votos. Alemán espera contar con el denominado “voto útil” de los nicaragüenses y hacer “una refundación de la República”.