•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El candidato liberal Fabio Gadea, principal rival del presidente sandinista Daniel Ortega en las elecciones de este domingo en Nicaragua, afirmó que no reconocerá los resultados "hasta que se cuente el último voto" y destacó que la votación avanza "bien".

Gadea, líder del opositor Partido Liberal Independiente (PLI, derecha), reúne, según el último sondeo de CID Gallup, un respaldo electoral de 30%, 18 puntos abajo de Ortega, quien gobernó Nicaragua entre 1979 y 1990, volvió al poder en 2007 por un período de cinco años y busca un tercer mandato.

El aspirante liberal, que el miércoles cumplirá 80 años, aseguró que denuncias de irregularidades fueron presentadas a observadores internacionales y "van a ser subsanadas".

En vísperas de los comicios, el PLI denunció ante el Consejo Supremo Electoral (CSE), cuya mayoría de magistrados son afines al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que sus fiscales no habían sido acreditados.

"Hubo algunas fallas de última hora", señaló, mencionando entre ellas que a algunos de los fiscales de su partido no les fueron entregados las credenciales o no los dejaron entrar a las mesas receptoras de votos. "Ya eso es una anomalía", señaló.

No obstante, el opositor, que llegó a votar con sombrero campesino, en su mesa en un barrio residencial al sureste de Managua, destacó la normalidad con que avanza la votación.

"Hasta donde lo veo va bien (...). Insto a la gente a votar con alegría, que vote como todo país en democracia, con calma (...). Es una fiesta cívica, que todo mundo vote", declaró Gadea.

Un total de 3,4 millones de personas están inscritas para acudir a las mesas de votación, que cerrarán a las 18H00 locales (00H00 GMT del lunes).