•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Melba Mongalo, de la Alianza PLI- UNE, denunció que en Paso Caballo y Corinto se están registrando un sin número de anomalías en la mayoría de las Juntas Receptoras de Votos, JRV.

Según la denuncia, en esos lugares se han encontrado JRV “fantasmas”, que fueron abiertos supuestamente por simpatizantes sandinistas.

Mongalo denunció que en Puerto Morazán no fueron acreditados los fiscales del PLI y que el presidente de la JRV está haciendo proselitismo político.

De mil 119 fiscales de este municipio, solo 600 fiscales del PLI fueron acreditados.

Por otro lado el fiscal suplente del PLI, Bayron Acosta no fue acreditado, al igual que los fiscales del mismo partido de las JRV 0063.

Mongalo se refirió que en Somotillo, Martin Moncada, fiscal del PLI, fue amenazado por miembros de la Policía Nacional quienes le dijeron que lo encerrarían sin razón aparente.

Según la denunciante, estos casos fueron informados a los observadores.

Luisa Emilia Escoto Rivera del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, expresó que les negaron el derecho a entrar a la junta, y que no les advirtieron que no los dejarán entrar al centro de cómputo.

“Ni del PLC ni del PLI pueden entrar al centro de cómputo, tienen prohibido”, expresó Raúl Tijerino del PLC.

Escoto dijo que han identificado éstas mismas anomalías en las JRV: 0010, 0020 y 0012 del centro de salud de Somotillo.

Asimismo, la fiscal del PLI dijo que el 85 por ciento de los policías electorales son trabajadores de las instituciones gubernamentales como Empresa Portuaria.

“Observamos que una camioneta placa CH 08994 propiedad de la alcaldía de Corinto, distribuía materiales electorales y alimentos a los fiscales sandinistas”, finalizó Escoto.