•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, elogió la participación masiva y sin miedo de la población en los comicios presidenciales y legislativos de este domingo, en la que se mostró seguro de obtener "una votación muy alta".

"Esta votación va ser muy alta para el Frente Sandinista, porque es la primera vez que se da una votación sin miedo" a favor de un sandinismo que demostró que puede gobernar en paz, destacó Ortega tras sufragar en su centro de votación, en Managua.

"Nos sentimos contentos por la forma en que se ha estado votando de manera masiva" y "en libertad absoluta", agregó.

De cumplirse el pronóstico de las encuestas, Ortega, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FLSN), se encaminaba a obtener un segundo mandato consecutivo con el respaldo de sectores pobres a los que benefició con programas para paliar sus carencias, gracias a la ayuda financiera de Venezuela, de unos 1.600 millones de dólares.

Ortega votó en compañía de su esposa, Rosario Murillo, en la Junta Receptora de Votos número 1661, ubicada a cuatro cuadras de su residencia, en el reparto El Carmen, al oeste de la capital.

El mandatario llegó al centro de votación custodiado por jóvenes, que nutren ahora las filas del FSLN, organización que surgió hace medio siglo con guerrilleros que derrocaron a la dictadura somocista en 1979, con Ortega como uno de sus principales líderes.

El gobernante dijo que la afluencia de votantes a las urnas muestra que en estos cinco años de su segundo mandato la gente perdió el miedo a ser gobernada por su partido que sembró la derecha.

Durante su primer mandato (1979-1990), Ortega enfrentó una guerra de guerrilleros "contras" financiados por Estados Unidos, la cual motivó la creación del reclutamiento militar obligatorio y mantuvo al país en una difícil situación económica.

Ahora "lo importante es seguir votando por la paz, la reconciliación y la estabilidad del pueblo nicaragüense", afirmó.

A las elecciones presidenciales y legislativas de este domingo están convocados unos 3,4 millones de votantes inscritos.