•  |
  •  |

Organizaciones de la Sociedad Civil como el Movimiento por Nicaragua MpN, Movimiento Autónomo de Mujeres MAM, Coordinadora Civil CC, Movimiento Nicaragüita, Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, y agrupaciones juveniles como N2.0, dijeron ayer que no reconocen los resultados de las elecciones puesto que representan “un atropello a los nicaragüenses”; sin embargo, aseguraron respetar la decisión de un sector de la población de apoyar al partido de gobierno.

Por su parte, el organismo Hagamos Democracia catalogó de “falsos y manipulados”  los resultados presentados por el Consejo Supremo Electoral CSE.

En un comunicado donde se recogieron los criterios de dichas organizaciones, Violeta Granera, coordinadora del MpN, recordó la importancia de estos comicios porque representaban “una oportunidad para resolver los problemas políticos, sociales y económicos por la vía cívica”, y que a su parecer fueron violentados por el Presidente de la República mediante su control sobre el CSE.

No legitimar proceso
Asimismo, catalogaron el contexto electoral como “inaceptable” y sugirieron que ningún partido “debe legitimar el proceso fraudulento”. Sobre este tema, el presidente de Hagamos Democracia, Roberto Bendaña señaló que “la manipulación del padrón en todo momento, la discriminación en el tema de la cedulación, falta de transparencia y violación a la Constitución, al no acreditarlos para observar el proceso, la falta de fiscalización de todos los partidos y la falta de observación como en el caso de la Organización de Estados Americanos OEA”, fueron factores que agravaron la  situación.  

Llamados a la ciudadanía
El comunicado de las organizaciones de la sociedad civil también exhorta a la ciudadanía a “mantenerse firme, organizarse, manifestarse y no dejarse intimidar”.

Luisa Molina, vocera de la Coordinadora Civil aseguró que “lo que nos interesa es que Nicaragua sea un Estado social de derecho donde se respete la institucionalidad, y lo que dice el pueblo”, y cuando se cierran los espacios de participación “el pueblo tiene el derecho a la rebelión” pero enfocado en una lucha cívica.

Sobre este mismo aspecto, Roberto Bendaña hizo llamó a la población a que se sienta segura de que “no vamos permitir que se nos robe”, y afirmó que Hagamos Democracia continuará “pregonando por la paz”.

Denuncia por observación
Bendaña anunció que en los próximos días denunciarán ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos CIDH la negativa del CSE, a acreditar a los observadores de Hagamos Democracia para participar en los comicios del pasado 6 de noviembre.

Por su parte, Violeta Granera llamó a los observadores  internacionales a “evaluar este proceso conforme a los estándares internacionales mínimos” que debe cumplir un proceso electoral, y demandó la realización de un nuevo proceso electoral “en condiciones de libertad y transparencia”, dirigido por funcionarios “que respeten la Constitución”.

Valoración del proceso
El director ejecutivo de Hagamos Democracia,  Pedro Xavier Solís informó sobre los incidentes sucedidos el pasado 6 de noviembre y destacó que dichas anomalías “trastocan el sentido justo de estos comicios, y cuestionan la legitimidad de los resultados”, una posición similar a la emitida por organizaciones de la sociedad civil, que aseguran “no hubo condiciones de transparencia en el manejo del voto ciudadano”.

Entre las denuncias planteadas por Hagamos Democracia, están: la falta de material electoral, intimidación a fiscales de los partidos de oposición al gobierno, el impedimento del sufragio con documento supletorio, la falta de conteo de boletas en la apertura de las Juntas Receptoras de Votos JRV, así como cierres de JRV antes de las 6 de la tarde coinciden en estos aspectos el Movimiento por Nicaragua MpN.  

* Estudiante, Comunicación Social, UCA.