•  |
  •  |

Como un “monstruoso fraude”, calificó Fabio Gadea, candidato de la Alianza Partido Liberal Independiente, PLI, el proceso electoral del pasado seis de noviembre al explicar lo entendible de las manifestaciones y protestas de los nicaragüenses. Además, aseguró que sus valores no le permiten aceptar el puesto que como diputado le otorgan los resultados presentados por el Consejo Supremo Electoral, CSE.


A través de un comunicado, Gadea indicó que “los resultados que han sido presentados por el CSE, son la manifestación de un monstruoso fraude a la voluntad popular”, y por tanto, “son entendibles las manifestaciones de indignación, frustración y protesta de los nicaragüenses de diversas partes de país”, protestas con las cuales se solidariza.
Recomendó hacer un nuevo proceso electoral donde se deje entrar a los fiscales, donde todos los ciudadanos tengan su cédula y se tenga un Padrón Electoral limpio.


“Supuestamente quedé en segundo lugar”
Sobre los puestos que ganaron en la Asamblea Nacional, Gadea consideró que no puede pedirle a los nuevos diputados que asuman sus escaños en el Parlamento, pero aclaró: “No puedo pedirle a mis diputados, ellos fueron electos y tienen derecho de ir a su curul. Es cosa de ellos. Yo fui electo para Presidente de la República, y como supuestamente quedé en el segundo lugar tengo una diputación regalada y mis valores morales no me permiten aceptar esa diputación”.

Llaman a expresarse pacíficamente
Asimismo, Gadea en el comunicado llama “a todos los nicaragüenses que se sientan vulnerados en sus derechos, a expresarse pacíficamente en sus respectivas comunidades, como señal de repudio al fraude electoral perpetrado por el CSE”.
Indicó que parte de las pruebas del “fraude” son las Juntas Receptoras de Votos, JRV, donde se contabilizaron 700 votos, cuando solamente podían tener 400.

No habrá pacto
Por su parte, Eduardo Montealegre afirmó que no están pactando nada, que han visto lo dicho por la Organización de Estados Americanos, OEA, y la Unión Europea, UE, tanto como los organismos nacionales que observaron y las actas que hacen indicar que “hubo un fraude”.
Comentó que las personas que fallecieron en El Carrizal, son miembros de la misma familia que fue ametrallada por personas vestidas de antimotines.

Observadores son diplomáticos
Fabio Gadea recordó que los observadores internacionales son diplomáticos y ninguno va a decir que hubo un fraude, aunque dentro de ellos sepan que “fue un robo, un fraude”.
Edmundo Jarquín aclaró que los informes de la UE y la OEA dicen que “los resultados presentados por el CSE son los que dicen que Daniel Ortega ha ganado, pero ellos no lo han dicho. Hay mucha diferencia”.