•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El novelista nicaragüense Sergio Ramírez Mercado, Premio Iberoamericano de Letras José Donoso 2011, aseguró hoy que en su país se vivió un fraude de inmensas proporciones en las elecciones presidenciales del pasado domingo.

“Realmente no sé si Daniel Ortega ganó la elección, lo que sé es que hubo fue un fraude de inmensas proporciones”, declaró a Efe el laureado escritor, quien se definió como un novelista a tiempo completo.

Ramírez, que participó en una charla en el Centro Cultural de España en Santiago, enfatizó que en las elecciones de Nicaragua “hubo irregularidades de tal magnitud” que le quitaron transparencia e imparcialidad a la votación, “y por cierto, le quitaron toda legitimidad a este proceso”, apostilló.

El laureado escritor, autor de unas 30 obras literarias, reafirmó sus palabras basándose en informes preliminares de observadores de la Comisión Económica Europea.

Ramírez, que curiosamente fue Vicepresidente de Nicaragua durante el primer Gobierno sandinista (1984-1990), ahora ubicado en la vereda del Frente, dijo que las elecciones de este domingo convertirán al Gobierno “en una tiranía institucional”.

“El presidente de la República (Daniel Ortega) tendrá en sus manos todos los votos necesarios en la Asamblea Nacional para reformar o cambiar la Constitución, excesos de poder que nunca han sido buenos para las naciones”, añadió el autor de títulos como “La Fugitiva”, Castigo Divino” y “Margarita está linda la mar”, entre muchos otros éxitos literarios.

Ramírez Mercado afirmó que ahora Ortega podrá introducir muchos elementos que tengan que ver “con lo que ellos llaman democracia directa, democracia popular, y eso al final es una tiranía de poder”.

Frente a la posibilidad de que Nicaragua sufra un aislamiento internacional, el escritor no quiso ser tan explícito, aunque recordó que ni Estados Unidos ni la Comunidad Económica Europea ha reconocido el Gobierno de Ortega.

“Son señales que apuntan a irregularidades que se han cometido y son cosas que deberían ser enmendadas de alguna manera a la brevedad, antes de que ocurran hechos más graves”, subrayó.

Recalcó que la situación tal como está en su país no parece que pueda ser aceptada, y apuntó en esta línea a que la sociedad nicaragüense está en la actualidad profundamente dividida.

“Ya hay cuatro muertos como consecuencia de las protestas contra del fraude electoral. No debería haber habido ninguno ya que en Nicaragua hemos tenido la cuota suficiente de muertos que pagaron el precio de sus vidas por tener democracia, y por lo tanto, estas son cosas que no deberían estar ocurriendo a estas alturas”, aseveró.

El Consejo Supremo Electoral, CSE, de Nicaragua ratificó hoy la reelección de Ortega con el 62,46% de los votos y su principal oponente, el empresario de radio Fabio Gadea, del Partido Liberal Independiente, PLI, obtiene el 31%.

En el plano cultural, el escritor se declaró un gran admirador del poeta chileno Pablo Neruda, a quién calificó como “un gran fenómeno” por su influencia en la literatura.

“Neruda tuvo esa categoría de estrella de cine que solo tuvo otro grande de las letras como Gabriel García Márquez”, añadió Ramírez, considerado el narrador más importante de América Latina, quien generalmente basa sus novelas en hechos reales.

En esta línea, apuntó que “la realidad es inviolable” y argumentó en este sentido que los relieves de la realidad “no se pueden tocar ni truncar”.

“La realidad es para construir encima de ella. Me da cierta molestia las novelas que empiezan a cambiar nombres de personas, ciudades y países.

Literatura, vida e historia es un paisaje. Es una realidad de la que uno difícilmente puede escaparse”, sentenció.