•  |
  •  |

Que no se contaron las boletas usadas versus el padrón electoral en las Juntas Receptoras de Votos, que “extrañamente” en algunas juntas votaron más personas de lo estipulado por la Ley Electoral, que faltaron fiscales acreditados y que las mesas no fueron integradas, según ley, son parte de las debilidades que representantes del Consejo Nacional de Universidades, CNU, que trabajaron como acompañantes electorales detectaron el día de las votaciones.

Ahora, el detalle está en la frecuencia, aclaró el presidente del CNU Telémaco Talavera, porque según dijo, esas irregularidades se presentaron en escala mínima y como hechos aislados, por lo tanto resaltó que no tienen el peso como para que se deslegitimen los resultados de las elecciones que dan como ganador al presidente, Daniel Ortega.

Señalamos lo que hay que señalar
“Los resultados representan la voluntad soberana del pueblo”, dijo Talavera agregando que los mismos se corresponden con los resultados de las encuestas que diferentes firmas presentaron durante la campaña electoral, así como con el conteo rápido realizado por el Observatorio del CNU.

“Nosotros señalamos lo que hay que señalar”, agregó Talavera elogiando el trabajo profesional del CNU como acompañante del proceso porque “hay quienes le llaman trabajo profesional a ver todo negativo”, criticó.

No obstante, el trabajo del CNU fue poco valorado por el propio asesor presidencial, Bayardo Arce, quien en declaraciones a EL NUEVO DIARIO,  manifestó no estar de acuerdo con que este órgano estudiantil hiciera trabajo de acompañamiento electoral y más bien dijo que ese rol debería confiársele netamente a delegaciones internacionales.

Talavera consideró que la opinión de Arce “no pesa más ni pesa menos” y que es parte de la democracia y del derecho que como ciudadano tiene para manifestar su pensamiento.

Recomiendan reformas
Del trabajo de acompañamiento el CNU propone se reforme y modernice: la Ley Electoral, el sistema de elecciones, el Registro Civil y la cedulación ciudadana.
Además, propusieron incorporar la figura del coordinador de la JRV que no está en la ley para evitar que asuma funciones que no les corresponden.

Asimismo, el CNU insta a depurar el padrón electoral y ampliar la participación de observadores.