•   TELPANECA, MADRIZ  |
  •  |
  •  |

San Andrés, comarca de unos 700 habitantes del municipio de Telpaneca, han quedado en incertidumbre desde la medianoche del domingo seis de noviembre, cuando los votantes, no conformes con los resultados, arrebataron las urnas de la escuela “Manuel de Jesús Llanes” y las quemaron.

Pero, según un ciudadano de ese lugar que narró los hechos y solicitó anonimato, dos militantes del FSLN, de nombre Ney y Gregorio, escaparon del disturbio y se llevaron las actas de escrutinio, sin dejar copias, y lograron ingresar los datos al sistema de conteo del Consejo Supremo Electoral, pese a esas anomalías.

Lo raro
Dijo que los pobladores no se creyeron los resultados: el FSLN con más de 200 votos y el PLI solo con unos 30, cuando su comunidad, históricamente liberal, siempre ha “aplastado” al partido de Daniel Ortega. Según el sitio web del CSE, de 484 votos en ese centro de votación, el FSLN alcanzó el 80.99% y el PLI 16.74%.

Esa violenta anulación de los resultados electorales, les trajo serias consecuencias, porque luego llegaron fuerzas antimotines de la Policía, apoyados por el Ejército de Nicaragua y desataron una feroz persecución, represión y allanamientos sin autorización judicial.

Prohibido manifestarse

“Cuando buscaban las personas, les botaron las puertas y les agarraron a pedradas sus casas, y les decían que si se corrían los tiraban. Se llevaron dos chavalos, los sacaron descalzos, en tanga y les dieron una golpiza”, relató.

Manifestó que la persecución es constante, porque la Policía de Telpaneca no para de mandar citatorias contra las personas desafectas al presidente Ortega, y el temor les “ha callado sus derechos de manifestación y expresión”, y no piensan volver a acudir a las urnas en las próximas elecciones.

Agregó que los habitantes de San Andrés se sienten atrapados porque obligatoriamente deben pasar --para salir a Condega-- por otra comarca vecina, de mayoría orteguista, que supuestamente les ha amenazado.

Hizo un llamado a los organismos de derechos humanos para que constaten estos hechos y busquen un canal mediador con la Policía para evitar se repitan los sucesos de El Carrizo del municipio de Cusmapa.

Manifestó que es urgente que lo hagan, porque las tensiones no han bajado, al extremo que muchos hombres huyen de sus hogares y para salir de la comarca a realizar diligencias en Condega, se ven obligados a caminar por veredas.