•  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos urgió a la Organización de Estados Americanos (OEA) a analizar el estado de la democracia en Nicaragua tras las pasadas elecciones en ese país.

“Este consejo tiene el deber de considerar seriamente el estado de la democracia en Nicaragua”, afirmó el martes la representante alterna de EU, Julissa Reynoso, durante una reunión del Consejo Permanente en Washington.

En la reunión, el jefe de la misión de observación de la OEA en las elecciones del seis de noviembre, el excanciller argentino Dante Caputo, hizo un informe verbal sobre las elecciones, en el que denunció que su labor tuvo una “restricción seria” por trabas a los observadores.

Urge informe final
Reynoso llamó a la misión de observación a emitir rápidamente su informe final para que sirva de base para “evaluar todas las respuestas disponibles, incluyendo iniciativas diplomáticas y de buenos oficios para determinar pasos” para reforzar la democracia ahí.

Washington está “seriamente preocupado con las irregularidades en el reciente proceso electoral”, indicó Reynoso.

Moncada decide pero Caputo profundiza

El representante de Nicaragua, Denis Moncada, respondió que en su país se está “construyendo paso a paso la democracia que los nicaragüenses queremos y no la que alguien tenga que dictarnos”, Venezuela y Bolivia lo defendieron.

En su informe Caputo advirtió que el marco normativo electoral tiene “procedimientos con fallas estructurales” de larga data.

También señaló irregularidades como no acreditar a grupos de observación locales, retrasos en la entrega de cédulas y hechos aislados de violencia.