•  |
  •  |

Pese a las “irregularidades y anomalías” denunciadas por las misiones de observación electoral de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos, OEA, respectivamente, el magistrado con período vencido en el Consejo Supremo Electoral, CSE, René Herrera Zúniga, defendió la “transparencia” del recién concluido proceso electoral y culpó a la oposición por el revés que sufrieron durante los comicios generales del pasado seis de noviembre.

Durante su comparecencia en el programa Estudio 24 Horas de Canal 8, Herrera señaló ayer que ninguno de los dos organismos multinacionales que participaron como observadores utilizó, en sus informes finales, la palabra fraude, lo que para él significa que el proceso está avalado por ambos foros regionales.

Responsabiliza a oposición
Según Herrera, en todos los procesos electorales, “los perdedores siempre tienden a decir ‘me las robaron o me hicieron trampa’, en este caso, todos los resultados que dio el Consejo Supremo Electoral coinciden con los resultados que han ofrecido observadores internacionales, encuestadoras y opiniones serias y si esto es así, quiere decir que el trabajo se hizo bien”.

Respecto al revés electoral de la oposición, Herrera responsabilizó a los mismos partidos políticos opositores “por no haber hecho lo que les correspondía y en el momento que debían”.

No jugaron para ganar
“(Los partidos opositores) no hicieron una campaña para ganar; nunca se les vio como ganadores; peleaban y marcaban entre ellos mismos. En las encuestas, peleaban quién iba en segundo lugar. Un partido que no pelea para ganar, es un partido perdedor”, señaló.

Para Herrera, “el tamaño del voto el seis de noviembre, enterró la crisis de legitimidad que denunciaba la oposición, porque la oposición aceptó ir a las elecciones dejando en manos del votante la resolución de esa crisis y el seis de noviembre el votante dio una mayoría absoluta”.

En consecuencia, dijo Herrera, la oposición está ahora preocupada por que se den las credenciales y tomar posesión el próximo mes de enero.

Pese a la mayoría con la que cuenta el gobierno y el presidente Daniel Ortega en la Asamblea Nacional (62 diputados), Herrera señaló que, lejos de imponerse sobre la oposición, tendrá que hacer concesiones para poder gobernar sin dificultades.

“Si algo nuevo tiene este país político es que no va a haber necesidad de jugar a los chantajes por uno o dos votos. Esta gran mayoría va a permitir hacer concesiones, que no es lo mismo que estar negociando; la oposición quedó sin posibilidades ni de palanquear ni de vetar, en consecuencia tendrá que aprender a jugar a las concesiones”, explicó.