•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El jefe de la delegación de la Comisión Europea (CE) para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, dijo hoy que esperan una nueva Ley Electoral en Nicaragua y el cambio de árbitros, tras los comicios generales en los que resultó reelegido el actual presidente, Daniel Ortega.

"La esperanza que tenemos es que en el debate, en la discusión que va a empezar con el nuevo Gobierno, con la sociedad civil, ya lo han dicho los empresarios, (es que) queremos una nueva Ley Electoral", señaló a periodistas el embajador europeo, después de participar en un acto en Managua.

La UE también demandará a las autoridades nicaragüenses el cambio de los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), que han sido acusados por diferentes sectores locales de parcialidad y falta de ecuanimidad y neutralidad, precisó.

"La esperanza nuestra es que nuestras recomendaciones van a ser tenidas en cuenta, porque son recomendaciones de expertos", continuó el embajador.

Según el diplomático europeo, en los comicios generales del pasado día 6 en los que resultó reelegido el presidente Ortega con el 62,46 % de los sufragios, según los datos definitivos, han estado "muy lejos de ser perfectos".

"Esto ha sido así en (las elecciones) de 1996, 2001 y 2006", anotó.

Goldstein, que concluye su misión diplomática el próximo 30 de noviembre, reconoció que ningún proceso electoral es perfecto y que parte del objetivo de la misión de observadores de la Unión Europea (UE) en el pasado proceso electoral nicaragüense "es aconsejar cómo perfeccionarlo", lo que incluiría la nueva Ley Electoral y el cambio de jueces.

La misión de observación electoral de la UE en Nicaragua advirtió en un comunicado el pasado día 17 que los comicios ganados por Ortega, que asumirá un nuevo mandato de cinco años el 10 de enero de 2012, marcaron un "grave retroceso en la calidad democrática" de este país centroamericano.

La misión denunció que las autoridades electorales nicaragüenses actuaron con "opacidad y arbitrariedad" en la fase final de esas elecciones, al no acreditar a los fiscales de oposición en las mesas de votación y no permitir la observación a "varios grupos nacionales de dilatada experiencia".

En un informe preliminar sobre las elecciones, presentado el pasado día 8, la UE criticó la falta de "transparencia y neutralidad" del CSE, del cual, dijo, dio "repetidas muestras de parcialidad y escasa independencia".

Goldstein aclaró hoy que la UE no tiene ninguna simpatía con ningún partido político, sea oficialista o de oposición, "sino que nos interesa la buena gobernabilidad en Nicaragua" y que cada "ciudadano esté convencido que su voto a contado".

Reafirmó que la UE está comprometida con Centroamérica y con Nicaragua y recordó que el año próximo firmarán el nuevo Acuerdo de Asociación entre ambas regiones, que prevé "una cooperación muy amplia a nivel bilateral con cada uno de los países y a nivel regional".

"Tenemos que atender a muchos nuevos desafíos (en Centroamérica) como el tema de la seguridad, la vulnerabilidad de los países al cambio climático, así que esto va a seguir también para Nicaragua", explicó.

Nicaragua celebró elecciones presidenciales y legislativas el pasado 6 de noviembre.