•  |
  •  |

Los partidos políticos participantes en la recién concluidas elecciones nacionales conservarán su respectiva personalidad jurídica aunque no hayan obtenido el 4% de los votos válidos en los comicios del pasado 6 de noviembre, pues esa disposición de la Ley Electoral quedó sin efecto a raíz de una resolución de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ.

Según el jurista Uri Rojas Videa, esa disposición estaba contenida en el inciso b) del numeral 17, del artículo 10 de la Ley Electoral, Ley 331, y facultaba al Consejo Supremo Electoral, CSE, a “cancelar la personalidad jurídica de los partidos políticos que no obtengan un porcentaje.

Ya habían recurrido
Pero, según Rojas Videa, la Sala Constitucional de la CSJ declaró inconstitucional esa disposición mediante la resolución número 103 del 8 de noviembre del año 2002, luego que en el año 2000, los ciudadanos Adolfo García Esquivel, Giovanni D’Ciófalo y Blanca Rojas, recurrieron de inconstitucionalidad contra varios artículos de la Ley Electoral, apenas unos días después de haber entrado en vigencia dicha ley.

“En esa ocasión, la Corte Suprema declaró inaplicables cuatro artículos: Uno que tiene que ver con la presentación del 3% por ciento de firmas de ciudadanos para constituir un partido; otro relacionado con la presentación del 3% de firmas para presentar candidatos; otro que tiene que ver con el control del Consejo Supremo Electoral sobre los medios de comunicación, y el más importante es el inciso b), numeral 17 del artículo 10 de la Ley Electoral”, recordó Rojas.

Peligran conservadores
Por consiguiente, según Rojas, el partido Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, podría mantener su personalidad jurídica, pues se presentó de manera independiente.

No obstante, el Partido Conservador, PC, al ir en alianza con el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, sí podría desaparecer, pues el inciso c), numeral 17, del mismo artículo 10 de la Ley Electoral, también faculta al CSE a cancelar la personalidad jurídica “cuando los partidos políticos vayan en alianzas electorales y la alianza no obtenga al menos un porcentaje de votos válidos equivalente al 4%, multiplicado por el número de partidos que integran la alianza. En este caso los partidos políticos pierden su personalidad jurídica y únicamente lo conserva el partido bajo, cuya bandera fue la alianza, siempre y cuando esta obtenga el porcentaje establecido en el inciso anterior”.

Lo mismo podría ocurrir con el caso del partido Alianza Por la República, APRE, que fue en alianza electoral con otros partidos políticos. Ese inciso c), numeral 17, del artículo 10 continúa vigente.