•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Parlamento de Nicaragua aprobó hoy un aumento del presupuesto nacional de 2011, por 130 millones de dólares, en medio de críticas de la oposición por asignar una partida de 49 millones a cancelar una deuda por la compra de petróleo a Venezuela.

La iniciativa de ley, aprobada con trámite de urgencia con el voto favorable de 64 diputados sandinistas y sus aliados, fue rechazado por tres legisladores de la oposición y la abstención de trece, precisó el titular del Congreso, el oficialista René Núñez.

De los 130 millones de dólares incluidos hoy en el presupuesto, provenientes de una recaudación de impuestos mayor a la esperada, según el Ejecutivo, unos 62 millones se destinarán al pago de la deuda interna.

De ese total, se asignaron 49 millones de dólares a la estatal Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel) para saldar una mora por la compra de petróleo que, de acuerdo a la oposición, fue adquirida por la empresa mixta Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa).

Albanisa está integrada por PDV Caribe, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), que está a cargo de la importación de hasta 10 millones de barriles anuales de petróleo en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

La diputada sandinista disidente Mónica Baltodano denunció en el plenario que "no se explica de dónde" Enel adquirió el millonario adeudo que nunca se aprobó en el Parlamento.

"No sabemos cuál es la deuda con Enel, ¿por qué la estamos asumiendo?", se preguntó, por su parte, el diputado liberal Eduardo Montealegre.

Otro legislador liberal, Freddy Torres, también inquirió en el plenario sobre el destino final que tiene la cooperación petrolera venezolana en Nicaragua.

Desde 2007, el Gobierno de Daniel Ortega ha administrado fuera del presupuesto unos 1.944,5 millones de dólares provenientes de la cooperación venezolana.

"Me parece antipatriótico estarle dando el mérito" a Venezuela por el subsidio en la tarifa energética de que goza un sector de los nicaragüenses, "cuando somos nosotros los que pagamos", añadió Torres.

Ningún diputado del grupo parlamentario del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) respondió a las críticas de la oposición.

Con la reforma aprobada hoy, el presupuesto general de ingresos de Nicaragua quedó en 1.517 millones de dólares, un 25% más que lo ejecutado el año pasado, según el Ejecutivo.

Además, el déficit se redujo en 119 millones de dólares, precisó, por su lado, el primer secretario de la Asamblea Nacional, el liberal Wilfredo Navarro.

El Gobierno nicaragüense explicó que de los 130 millones de dólares incluidos en el presupuesto, 25,4 millones de dólares se utilizarán para mitigar los daños provocados por las intensas lluvias de octubre pasado y 17,4 millones de dólares cubrirán gastos corrientes del Estado.

Nicaragua proyecta cerrar 2011 con un crecimiento económico de entre 3,5 % y 4 %, y con una tasa de inflación de entre un 8,5 % a 9,5 %.