•  |
  •  |

Ante la desaparición de oportunidades de proyectarse en medios tradicionales por diferentes restricciones, la sociedad civil ha tenido que buscar nuevas alternativas de comunicación; un ejemplo de ello es la convocatoria a través de las redes sociales y la realización de marchas virtuales.

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, con el apoyo de la Unión Europea, UE, realizó un proyecto para fortalecer la relación entre los medios de comunicación y la sociedad civil y brindar herramientas a esta última para que pueda hacer uso de los nuevos medios de comunicación como las redes sociales.

Cambios a partir de proyecto
“La libertad de expresión es un derecho no solamente de los periodistas, la sociedad civil debe poder acceder a los medios de comunicación”, expresó Cristiana Chamorro, Directora Ejecutiva de la fundación.

Manifestó que al iniciar el proyecto de las 20 organizaciones que participaron solamente el 57 por ciento sabía manejar la comunicación y hacía uso de las redes sociales. Al finalizar el porcentaje incrementó hasta llegar al 92 por ciento.

“En la primera marcha virtual contra la reelección de Daniel Ortega se contó con la participación de más de 16 mil personas”, detalló Chamorro.

Una alianza estratégica
A  través del proyecto medios y sociedad civil, una alianza estratégica por la democracia y los derechos humanos se mejoró las relaciones entre ambos sectores y se amplió el manejo que los organismos tienen de las formas de comunicación para ampliar su proyección.

Según Chamorro, aunque se hizo una clausura del proyecto se deja una iniciativa a la que denominaron “Sociedad civil en movimiento”.

Por su parte Ivo Gombola, jefe de delegación adjunto, en representación de la UE, afirmó que han desarrollado 80 proyectos con la sociedad civil, en la que han invertido cerca de 15 millones de euros.