•  |
  •  |

Los diputados de la Asamblea Nacional que no fueron reelectos o que no se postularon dedicarán más tiempo a sus familias y a sus negocios que van desde bufete de abogados hasta talleres de aire acondicionado, aunque ello no significa que se desligarán de la política, pues dicen que quieren seguir trabajando para recuperar la democracia en Nicaragua.

De los 92 diputados que actualmente conforman el Parlamento, más de 55 se postularon para ser reelectos el pasado seis de noviembre, pero solo el 35 por ciento lo logró, es decir que con el fin de esta legislatura 23 diputados dejarán definitivamente sus curules, más 6 que no se postularon.

La pregunta
¿Qué harán al salir de la Asamblea? La pregunta es indiscreta y ofensiva para algunos, pues aseguran que su actuar político no depende de una diputación o que son profesionales y han trabajado toda la vida.

“Mi lucha democrática no inició a raíz de que soy diputada ante la Asamblea Nacional, inició en los años 90 entregada completamente a luchar contra el Frente Sandinista”, contestó Jamileth Bonilla, diputada por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

“Soy profesional. No creas que ser diputada es venir a trabajar porque no tenés una carrera profesional, mi mami me preparó, me educó, me mandó a la universidad y tengo mi machete para trabajar”, agregó.
Pero la impresión baja y comienza el momento de reflexión. Todos coinciden en dedicar más tiempo a sus familias y a sus negocios.

A comprar y vender vehículos
El diputado por la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Carlos García, dijo que distribuirá su tiempo en su familia, su negocio de compra-venta de vehículos y la política.

“No pretendo desligarme de la política, creo que hay un llamado a todos los nicaragüenses, sobre todo a los liberales, a que luchemos para buscar una unidad, es la única manera en que podemos derrotar al orteguismo”, expresó.

La diputada conservadora, Miriam Argüello, afirmó que se dedicará a una floristería que siempre ha tenido y a trabajar para rescatar la identidad del conservatismo, aunque no desde un partido político.

Seguirá en su bufete
José Pallais, diputado por el PLC, señaló por su parte, que se integrará de lleno a un bufete de abogados que tiene en León hace más de 30 años —y otro en Managua más recientemente— pero que por el trabajo legislativo habían quedado a cargo de su esposa que también es abogada.

En cuestiones de familia Pallais no tiene nada que saldar. “A la vida en familia he tratado de darle los espacios y los tiempos necesarios en la medida de lo posible, eso ha sido una constante en mi vida, nunca he sacrificado el tiempo que uno debe darle a su mujer y a sus hijos”, aseveró.

Talavera, entre empresas y ONG
Su familia, una empresa de bienes raíces, otra de importación y exportación de accesorios de telecomunicación, una ONG de ayuda a niños y niñas de escasos recursos en todo el país y son los proyectos que ocuparán la agenda del diputado independiente Salvador Talavera.

Aunque asegura que también dedicará su tiempo a la promoción de jóvenes líderes que sean el relevo en la clase política nicaragüense.

“El problema que ha habido en Nicaragua es que muchas personas que sí son idóneas tienen miedo a incursionar en la política porque creen que la política es para los malos, la política es mala porque muchos malos la están dirigiendo, es tiempo que los buenos se metan a la política”, sostuvo.

A criar a sus hijos

Quien no ha pensado mucho en futuros proyectos es la diputada por el PLC, María Dolores Alemán, aunque indicó que mientras tanto se entregará a la crianza de sus hijos que están pequeños.

El diputado por ALN, Ramiro Silva, manifestó que él no irá a su casa solo a ver lo que pasa en el país, para lo que usó la célebre frase “la culpa no es de los presentes, sino de los ausentes”. En ese sentido, dijo que promoverá nuevos y buenos rostros de candidatos para las elecciones municipales.

También se dedicará a un taller de aires acondiciones que tiene desde antes de ser diputado y a otro negocio en materia de construcción. “Quiero cuidar más a mi familia, ponerle más atención, dar más tiempo a las cosas de Dios y apoyar áreas sociales”, añadió.

Seguirá en la lucha política
Mónica Baltodano, diputada independiente, señaló que seguirá en la lucha política “para impedir que en Nicaragua se instaure un régimen dictatorial”.

Sin embargo, dijo que seguirá desempeñándose como experta en temas municipales, consultora e investigadora, incluso están planeando incursionar en el mundo de la docencia y desarrollar sus habilidades de escritora, pues tuvo una buena experiencia con su libro de tres tomos “Memorias de la lucha sandinista”. Afirmó que le gustaría escribir sobre la transformación del FSLN.   

“El Parlamento no es el único espacio y hoy por hoy no es en el que habrá que dar la lucha, (porque) estoy convencida de que aquí no se va a poder hacer mucho, hay una aplanadora totalmente absolutista en el Plenario y que las luchas van a ser hechas desde las calles y allá vamos”, puntualizó Baltodano.