•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

La Embajada de Estados Unidos confirmó que el presidente Barack Obama nominó a Phyllis Powers como nueva embajadora en Nicaragua, sin embargo, aclaró que se debe esperar la aprobación del Senado precisamente en el momento que el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos discute, “qué hacemos con Nicaragua” y escucha diversas opiniones como la del exembajador Robert Callahan, quien recomendó estar listos para retirar el apoyo y romper relaciones diplomáticas.

De acuerdo con el canciller en funciones, Manuel Coronel Kautz, ya otorgaron el placer de estilo a la diplomática estadounidense Phyllis Powers, como nueva Embajadora de Estados Unidos, sustituyendo a Robert Callahan, quien finalizó su período el 19 de julio de este año. Esto habría ocurrido antes de la solicitud del presidente Obama al Senado.  

Farrar a Panamá
La candidatura de Powers, de acuerdo con medios oficialistas llegó luego que el Senado de Estados Unidos rechazara la postulación de Jhonattan Farrar, quien de acuerdo con la prensa panameña fue aceptado por el gobierno del presidente Ricardo Martinelli, para trabajar de embajador estadounidense en ese país.

Elecciones en agenda de audiencia
Fuentes de la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua, señalaron que no pueden oficializar nada hasta el momento y que están a la espera de que finalice la audiencia del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos con el único objetivo de evaluar las elecciones del 6 de noviembre en Nicaragua.

Roberto Henríquez, ministro de Relaciones Exteriores de Panamá, fue uno de los que confirmó que “por decisión de los Estados Unidos, la actual embajadora en Panamá Phyllis Powers será trasladada a Nicaragua”.

Asimismo, que a Farrar ya se le dio el beneplácito para reemplazar a Powers, quien inició como embajadora en septiembre del 2010, remplazando a Barbara Stephenson. Por su parte Jonathan Farrar, quien ha actuado como jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA) en Cuba.

Audiencia subida de tono
Mientras el asiento del embajador estadounidense en Nicaragua continúa vacío, el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en Washington, realizó una audiencia denominada “Democracia secuestrada en Nicaragua: Parte I”.

En la audiencia el exembajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan, señaló que habló sobre la ilegalidad de la candidatura de Daniel Ortega, las anomalías presentadas en las elecciones y “el fraude electoral”, pero a pesar de esto recomendó no sancionar al pueblo nicaragüense y mantener el apoyo.

Callahan llamó a Washington a mantener la cooperación con Managua pese a la “farsa” electoral, mientras legisladores republicanos llamaron a desconocer la victoria del presidente Daniel Ortega.

“Por el momento, al menos, pienso que debemos permanecer” en Nicaragua, dijo Callahan en una audiencia en la Cámara de Representantes, donde la mayoría republicana criticó las elecciones del 6 de noviembre y pidió al gobierno estadounidense mano dura contra Nicaragua.

Callahan recomienda subir parada
“Sin embargo, si la próxima administración de Ortega se vuelve aún más autoritaria, si impone condiciones intolerables en nuestras actividades, debemos estar preparados para reducir o eliminar nuestra ayuda, y reevaluar el alcance de nuestra presencia diplomática”, recomendó Callahan.
Mientras algunos como Jennifer McCoy, Directora del programa de las Américas del Centro Carter o el legislador Howard Berman, el demócrata de mayor rango en el Comité, consideraron que las sanciones contra Nicaragua son contraproducentes y advirtieron que aún con las irregularidades del proceso electoral y que Ortega cumplirá otro mandato de cinco años, Estados Unidos debe actuar con moderación. Otros fueron más rudos.

Crítica a la OEA
El legislador republicano de Florida, Connie Mack, reiteró su postura de que la Organización de Estados Americanos (OEA) “es un impedimento para la democracia en América Latina” y se ha convertido en una organización que “ha apoyado el lado equivocado” en la región.

En el caso de la presidenta del Comité, la legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, remarcó que EU debe pedir nuevas elecciones en Nicaragua, no reconocer a Ortega como presidente y pedir nuevas elecciones “libres, justas y transparentes”. Además, recomendó suspender el nombramiento de un embajador hasta que el asunto se resuelva.

Poderes independientes
Por su parte fuentes de la Embajada Americana en Nicaragua, aclararon que los Poderes trabajan de manera independiente en Estados Unidos y que esperan las decisiones que se tomarán en la Casa Blanca sobre el nombramiento de un embajador, solicitud que se hizo ayer.

Asimismo, hay que aclarar que una nueva audiencia se llevará a cabo la próxima semana y luego de estas audiencias debe pasar por el Senado para realizar solicitudes al presidente estadounidense Barack Obama.

 

¿Quién es Phyllis Powers?
De acuerdo con la hoja de vida de Phyllis M. Powers, que actualmente está publicada en la Web de la Embajada Americana en Panamá, es funcionaria de carrera de nivel de mayor jerarquía del Servicio Exterior, con rango de Ministra Consejera. Es Embajadora de Estados Unidos en la República de Panamá. Previo a su designación fungía como Directora de la Oficina de Asuntos Provinciales de la Embajada de Estados Unidos en Bagdad, Irak.

Previo a Irak, ocupó la Jefatura Adjunta de la Misión de la Embajada de Estados Unidos en Lima, Perú, del 2005 hasta junio del 2007. Trabajó en Colombia como Directora de la Sección de Asuntos de Narcóticos responsable del programa de Anti-Narcóticos conocido como el Plan Colombia en el 2005; también trabajó como Consejera Administrativa para la Embajada en Colombia. En Washington, D.C., ocupó el cargo de Oficial de Gestión de mayor jerarquía en el Buró de Asia del Este y Asia del Sur, con responsabilidades de supervisión en asuntos de Afganistán, Pakistán, Bangladesh y de los países del Golfo Pérsico, y como Directora Adjunta de la Oficina de Apoyo de Viajes del Buró de Administración. En su carrera diplomática también trabajó en Jordania, Rusia y Polonia.

Nació en Utica, Nueva York, se graduó de la Universidad Estatal de Pennsylvania con una licenciatura en biología y está certificada por la Sociedad Americana de Patólogos Clínicos como una Tecnóloga Médica. Antes de entrar al Servicio Exterior en 1978, fue Tecnóloga Médica en el Hospital Alexandria en Alexandria, Virginia.