•  |
  •  |

Leyla Jarquín y EFE

En el segundo y último día de la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, Celac, el presidente Daniel Ortega acusó al gobierno de Estados Unidos —específicamente a su Congreso— de alentar y financiar la primera marcha que realizó ayer la sociedad civil nicaragüense para manifestarse contra las irregularidades del proceso electoral 2011 en el que él salió reelecto.
El mandatario tomó más tiempo del que le correspondía para hacer referencia a la historia de las elecciones en Nicaragua y luego de destacar su victoria en las del pasado 6 de noviembre, señaló que en Managua se estaba realizando una marcha “anunciada y promovida” por medios de comunicación escritos y televisivos y que si estaban participando 2 mil personas era mucho.
Sin embargo, luego indicó que la marcha ya había sido anunciada desde la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de Estados Unidos e incluso aseguró que distribuyeron recursos para tal fin. “(…) agencias norteamericanas y europeas distribuyen recursos para todas estas marchas, para todas estas actividades en contra del Gobierno”, expresó.

Presidente repite a Ros, Menéndez y Rubio  
Ortega leyó parte de las declaraciones de la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Ileana Ros-Lehtinen, en la audiencia que realizó el Congreso de Estados Unidos el pasado jueves con el objetivo de discutir la situación de Nicaragua y las medidas que tomarán al respecto.
También leyó la resolución presentada por Ros-Lehtinen y los congresistas Bob Menéndez y Marco Rubio, en la que apoyan “las aspiraciones democráticas del pueblo de Nicaragua”.

Deplora
En ese sentido, el Presidente deploró las intenciones de cortar la cooperación a Nicaragua y los acusó de haber promovido los hechos de violencia registrados antes, durante y después de las elecciones.
“Hasta ahí llega la locura porque a quién se le puede ocurrir en estos tiempos que ellos van a tener el control que tenían de la OEA cuando expulsaron a Cuba o cuando invadieron República Dominicana”, manifestó Ortega tras terminar de leer el documento.
“Ellos están hablando como que el tiempo no ha pasado, como que América Latina no ha cambiado, como que ellos siguen siendo los dueños de la OEA (…) ahí va a andar de arriba para abajo la misión norteamericana en los pasillos de la OEA buscando a los representantes de los países latinoamericanos y caribeños para que se sumen a esta locura que está nada más en la mente calenturienta de esos senadores”, añadió.

Advirtió combate del “imperialismo” al Celac
Ortega advirtió en la cumbre de la Celac, en Venezuela, que esta nueva instancia de integración será combatida por “los imperialismos”, como, a su juicio, sucede con el norte de África.
Según Ortega, la Celac nace en Venezuela “en momentos” en que “los imperios que tiranizan el planeta (...) se lanzaron contra el norte de África, contra Libia, con toda su fuerza, simplemente intentando destruir un proyecto de unidad africana” y de unidad de ese continente con América Latina.
Agregó que esa ofensiva, a la que llamó “tiranía del capitalismo globalizado”, se produce en momentos en que el sistema arrastra desde 2008 una crisis ante la cual esos “imperios” no han dudado en ensayar una “brutal embestida” contra Libia como país petrolero.