•  |
  •  |

El Gobierno de Estados Unidos estaría analizando la nota recibida de los países que conforman el Grupo de Tuxtla, en la que demandan de las autoridades norteamericanas frenar el flujo de recursos financieros al narcotráfico.

“Esos temas (la nota enviada por los Presidentes del Grupo de Tuxtla) se analizan y reconocemos la responsabilidad como país que consume droga, responsabilidad que se traduce en colaboración en la lucha contra el narcotráfico”, expresó una fuente de la Embajada de Estados Unidos en Managua, en respuesta a la demanda que hicieron mandatarios de Centroamérica, México, Colombia y República Dominicana, que conforman el Grupo de Tuxtla.

“Estados Unidos está consciente que el narcotráfico es un problema internacional, y por ser un país donde se consume droga, tienen una responsabilidad que implica una colaboración que ya se está dando. Estos son temas que se hablan y se discuten en diferentes niveles”, enfatizó la fuente de la Embajada.

Expresidentes propusieron legalización
Por su parte, varios expresidentes latinoamericanos como el brasileño Fernando Henrique Cardoso, Presidente de la Comisión Global de Políticas sobre Drogas que se reunió en Ginebra, Suiza en enero de este año, plantearon ante la Comisión la necesidad de legalizar el comercio de droga, así como despenalizar el consumo de estas sustancias.

Esta moción es  apoyada por el exmandatario colombiano César Gaviria, y por el expresidente mexicano, Ernesto Zedillo, quienes también integran esta Comisión.

Cardoso aseguró ante los demás miembros de la comisión que la política antidroga, basada en la represión, ha fallado, y que tanto el consumo como la producción van en aumento.

La denuncia
El Grupo de Tuxtla consideró que EU debe frenar el flujo de recursos financieros al narcotráfico, porque son el origen de la violencia ligada al crimen organizado.

“Los mandatarios expresaron su convicción de que es indispensable que Estados Unidos y los demás países consumidores adopten medidas más drásticas y eficaces para rastrear y cortar el flujo de dinero producto de actividades ilícitas”, señala una declaratoria sobre crimen organizado del Grupo de Tuxtla, reunido en Mérida el pasado fin de semana.

Alejandro Poiré, Secretario de Gobernación mexicano dio lectura al documento adoptado en la Cumbre, en la que participaron presidentes y cancilleres de México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Colombia.

Estuvieron presentes los presidentes Felipe Calderón, México; Porfirio Lobo, Honduras; Daniel Ortega, Nicaragua; Leonel Fernández, República Dominicana, y Ricardo Martinelli, Panamá.

Ortega señaló que el llamado a Estados Unidos fue porque este país consume droga y tiene recursos para tomar medidas.

“Firmamos una Declaración en la que llamamos a los Estados Unidos de Norteamérica, que es el país que consume la droga desgraciadamente, terrible para la juventud norteamericana, para el pueblo norteamericano, es el gran consumidor de droga; a que los Estados Unidos, tomen todas las medidas que puedan tomar, porque tienen la capacidad para hacerlo, tienen los recursos, tienen las riquezas para hacerlo, tienen tecnología para hacerlo, para que baje el consumo de drogas en los Estados Unidos”, remarcó Ortega.