•  |
  •  |

Las irregularidades que ocurrieron durante las elecciones del 6 de noviembre ya pasaron. Así lo manifestó el Vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, al decir que “lo que pasó, pasó”, porque lo que prevalecen son los hechos, y los políticos que quieren nuevas elecciones están “fantaseando”.

Según Morales Carazo, los políticos que pedían que se hiciera un nuevo proceso electoral ante una serie de irregularidades denunciadas por organismos nacionales e internacionales, están “fantaseando y viendo fantasmas”, sin embargo, aceptó que hubo irregularidades en dicho proceso.

“Lo que ya pasó, pasó, los hechos son los que prevalecen; unos aceptarán las realidades otros estarán permanentemente opuestos a lo que ha ocurrido, señalando deficiencias que no hay la menor duda que ocurrieron, irregularidades también ocurrieron, pero se impuso la realidad y el peso de esos votos”, dijo el vicemandatario.

“Delincuentes comunes”

El Vicepresidente de la República se sumó a la percepción que tienen la Policía y el Ejército Nacional sobre la presencia de grupos armados con fines políticos, y que han sembrado muerte y luto en algunos municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, al decir que son “delincuentes comunes”.

“Yo creo lo que ha dicho el jefe del Ejército, el general Julio César Avilés, son grupos armados, tal vez ocasionales, delincuenciales, y no tienen ningún carácter de orden político, aunque algunos políticos quieran atribuirle esos matices. Hay que vivir el presente, pero no olvidar todo lo del pasado, y tener los ojos siempre viendo hacia adelante”, aseguró Morales Carazo, luego de terminar con una visita que le hizo al Embajador de México en Nicaragua, Raúl López.

Aliado independiente
Después del 10 de enero, cuando Morales Carazo le entregue la vicepresidencia al General en retiro Omar Halleslevens, podrá retirarse, asumir un puesto en el Parlamento Centroamericano o uno en la Asamblea Nacional.

Morales Carazo recordó que fue ratificado por el Consejo Supremo Electoral, CSE, como diputado ante la Asamblea Nacional, puesto que asumiría al ser el suplente del presidente Daniel Ortega, quien por ser reelecto no puede tomar la silla de mandatario y diputado a la vez.

El hasta ahora vicepresidente recordó que fue ratificado por el Consejo Supremo Electoral, CSE, como diputado ante la Asamblea Nacional y, de aceptar el cargo, dijo que lo ejercerá como aliado del partido Frente Sandinista, pero con un carácter independiente.

Además, señaló que la Administración del presidente Daniel Ortega fue exitosa al lograr beneficios sociales, que según él, no se distribuyeron de manera partidaria entre los simpatizantes de esa agrupación política.