•  |
  •  |

En diferentes fechas de 2010 se venció el período de cinco años para ocupar los cargos de magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE. Para elegir nuevos elementos o reelegir a los actuales, se requiere del voto favorable de 56 diputados, sin embargo, ante la falta de consenso en el Parlamento para ello, todos se ciñeron al Decreto Ejecutivo 03-2010 que prorrogó los períodos de 22 funcionarios del Estado.

También acataron el artículo transitorio 201, de la Constitución Política de 1987, que revivieron los diputados del oficialismo, con la intención de reforzar la “legalidad” de la prórroga de los 25 funcionarios.


Ahora que el partido de gobierno tiene la capacidad de mantenerlos en esos cargos --porque poseen más de 56 votos (63) que respaldarán cualquier decisión, propuesta, reforma o ley en la Asamblea Nacional--, se espera que los reelijan legalmente sin inconvenientes.

Además, el coordinador del oficialismo, Edwin Castro, ha declarado que van a mantener la propuesta de reelegirlos e incluso ha mencionado sus nombres uno por uno, para que no quepa duda: Roberto José Rivas Reyes, Emmett Lang Salmerón, José Bosco Marenco Cardenal, Luis Benavides, José Luis Villavicencio, Julio Osuna, René Herrera y Marisol Castillo Bellido. Estas son sus historias.

El presidente y magistrado

Rivas Reyes es magistrado del Consejo Supremo Electoral, CSE, desde 1995, y pasó a ser presidente de esa institución en 2005. Se le venció el período de magistrado en junio de 2010, pero se mantiene en su cargo amparado por el Decreto Ejecutivo.

Este polémico funcionario tiene un posgrado y una maestría en “Alta gerencia, finanzas y administración de empresas”. Fue Vicerrector Académico de la Universidad Católica Redemptoris Mater, Unica, y Director Ejecutivo de Comisión de Promoción Social Arquidiocesana, Coprosa.

Se desempeñó como director y representante de la Comisión de Verificación de la oficina del cardenal Miguel Obando y Bravo en la década pasada. Perteneció a la Comisión Tripartita de Nicaragua, y fue miembro de negociación del proceso de desarme de la Resistencia Nicaragüense.

También se ha desempeñado como gerente de empresas y como consultor, según su currículum oficial facilitado por el CSE. Este año, en entrevista con EL NUEVO DIARIO, declaró ser un empresario cafetalero, a lo cual debe su fortuna, lujosas mansiones tanto en Nicaragua como en Costa Rica, al menos tres jet privados, vehículos ostentosos, pero negó tener exóticas mascotas como pingüinos.

Acusado de fraudes…

Rivas es un personaje acusado de fraudes económicos y electorales. Económicos: la acusación de una millonaria estafa a los fondos del CSE, a través de la falsificación de facturas de proveedores fantasmas que reflejaban compras de bienes y servicios inexistentes para justificar los millones sustraídos, y de lo cual existen pruebas audiovisuales reveladas por EL NUEVO DIARIO. De esto nunca ha hablado con los medios.

Electorales: es acusado de ser cómplice del partido de gobierno, al que le concedió ocupar toda la estructura electoral nacional, para que controlara los procesos electorales del 9 de noviembre de 2008 y del 6 de noviembre de 2011. En la primera fecha fueron las elecciones municipales, y, en la segunda, las recién pasadas elecciones nacionales, en las que Rivas declaró ganador “sin discusiones” al reelecto presidente Daniel Ortega Saavedra, con el 62% de los votos válidos. Ha negado el fraude y aduce que es estrategia de los partidos de derecha para desacreditar al CSE ante la imposibilidad de volver al poder vía votos.

El Vicepresidente

El magistrado Emmet Lang Salmerón es el vicepresidente con cargo vencido del CSE, funcionario de la línea dura sandinista, Coronel retirado del Ejército. También es el presidente del Comité Olímpico Nicaragüense, CON, desde 2009, para un período que vence en 2012.

Este año se dijo que estaba distanciado del círculo de poder del partido gobernante, porque no se le veía en las actividades públicas del CSE. Además, los cables de la Embajada de Estados Unidos, en Managua, filtrados por WikiLeaks, revelaron que Lang tenían diferencias con el presidente Daniel Ortega Saavedra, según Rodrigo Barreto, quien actuó como fuente de la embajada.

En los documentos filtrados, Barreto aseguraba que el magistrado Lang estaba “descontento” con el presidente Ortega y “se siente traicionado” por él, porque habían “deteriorado gravemente” su influencia en el CSE, cuando antes de las elecciones de 2006, era el “verdadero poder” en esa institución.

Barreto también afirmó a funcionarios de la embajada de EU, que Lang admitió que “entregó las elecciones” (presidenciales) a Ortega a través de la manipulación del proceso de cedulación, por lo que se sentía “traicionado” por “la negativa de Ortega de dar posiciones en el Gobierno a sus compinches, o incluso le conceda una audiencia”.

El magistrado que “botó la gorra”

José Bosco Marenco Cardenal es el magistrado que tuvo un arrebato de cólera frente a las cámaras de televisión, el 20 de marzo de 2009, cuando literalmente botó la gorra roja del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, estrelló un cuadro contra el suelo, mientras admitía que el 9 de noviembre de 2008 hubo un fraude electoral consentido por el PLC en contubernio con el FSLN, para librar de responsabilidad al CSE.

“Todo mundo sabía lo que iba a suceder, sin embargo, ahora es muy fácil rasgarse las vestiduras y estar diciendo en toda Nicaragua: ‘Los magistrados del CSE, en contubernio con el Frente Sandinista, fueron los que se robaron las elecciones y bla, bla, bla...”, expresó visiblemente alterado, y haciendo toda clase de gesticulaciones exageradas.

Marenco aseguró que leer los resultados no los hacía traidores, y acusó al Comité Ejecutivo Nacional, CEN, del PLC, de ser el que realmente traicionó. El alegato de Marenco tenía el propósito de aclarar y contrarrestar las declaraciones del diputado del PLC, Wilfredo Navarro, quien en una entrevista televisiva lo llamó traidor del PLC y de su líder y expresidente del país, Arnoldo Alemán Lacayo (1997-2002).

Marenco manifestó que si el magistrado Rivas con el sueldo que tiene no puede tener tantas cosas, asimismo se debe juzgar al diputado Navarro, quien “tiene tantos carros guardados”. Marenco también acusó a Navarro y a otros diputados, de los que no mencionó nombres, de tener fundaciones de donde sacan dinero.

El dilema de Benavides: “ser o no ser magistrado”
Luis Benavides es el magistrado que tuvo un lapsus de “hacer lo correcto” cuando no dio su respaldo a las elecciones municipales del 9 de noviembre de 2008, y se negó a mantenerse en el cargo vencido de magistrado.

Un día después de esas elecciones municipales, el magistrado liberal, Benavides, afirmó que estos comicios se desarrollaron en un “ambiente oscuro y turbio”, y estuvieron plagados de “nulidades y artimañas”. También dijo que los resultados preliminares tenían tantas “irregularidades” que “no son creíbles”.

Sin embargo, luego de permanecer alejado del CSE cuando se le venció el cargo a inicios de 2010, Benavides anunció su retorno, porque se dio cuenta de que “la calle estaba dura” mientras estuvo desempleado, aunque había cuestionado la emisión del Decreto 03-2010, y también el segundo párrafo del artículo constitucional 201, por estimar que eran maniobras políticas con el objetivo exclusivo de favorecer al presidente Ortega.

Villavicencio
El magistrado José Luis Villavicencio es uno de los funcionarios más diligentes en las actividades del Poder Electoral, también es quien más da la cara ante los medios de comunicación, y siempre tiene una respuesta ante los cuestionamientos que se le hacen al CSE.

Herrera
René Herrera era de la línea dura liberal arnoldista. Fue secretario nacional del PLC, y siempre ha dado pistas del descalabro del partido liberal. Fue mano derecha de Arnoldo Alemán en sus mejores momentos, cuando este fue presidente del país, pero luego se distanció de él y se acercó al oficialismo, respaldando todas las decisiones que han bajado desde sus oficinas.

La magistrada
Marisol Castillo Bellido es la única magistrada suplente del CSE, Teniente Coronel retirada del Ejército, hija mayor del histórico José María Castillo Quant --que fue un político conocido hoy en día por “el asalto a la casa de Chema Castillo”--, sobrina de Jorge Castillo Quant, esposa del también Coronel retirado y dirigente sandinista, Lenín Cerna Juárez, quien se maneja con bajo perfil luego de haber tenido diferencias con quienes mandan en el país.

El hermano de María
Haydeé Osuna
El magistrado suplente Julio Osuna es hermano de la presidenta departamental del PLC, María Haydeé Osuna, quien es caracterizada como “la preferida” del expresidente Arnoldo Alemán.