•  |
  •  |

Un total de 168 leyes en cinco años --a razón de 33.6 leyes por año--, aprobó la Asamblea Nacional en este período legislativo, cuyos diputados concluyeron su permanencia en el cargo el pasado 15 de diciembre; además, solo en 2011, el Parlamento nicaragüense aprobó 57 decretos legislativos de diversa índole, destacándose el tema económico, pues 17 de ese tipo de ordenanzas corresponden a la ratificación de convenios de préstamos y de financiamiento.

Además, el Parlamento aprobó en cinco años 252 decretos de diversa índole.  Los decretos mediante los cuales la Asamblea Nacional aprobó convenios de préstamos con diversas entidades financieras redundaron en un financiamiento internacional de US$1,370 millones en créditos concesionales, además de US$154 millones en donaciones.

Según un estudio aún no concluido del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Pública, Ieepp, el Parlamento aprobó leyes en estos cinco años, que favorecieron y priorizaron el crecimiento económico, seguido de la equidad social, fortalecimiento de la gestión pública, atención a los desastres naturales, protección y promoción del medio ambiente, y, finalmente, la Costa Caribe. Los decretos no fueron analizados en su contenido.

Los temas ausentes
Dayra Valle Orozco, coordinadora del estudio, lamentó  el hecho de que temas tan sensibles como la atención a los desastres naturales, tuvieran poca prioridad en la agenda legislativa; mientras que el medioambiente y la Costa Caribe estuvieron totalmente ausentes de esta agenda, pues en los cinco años no se aprobó ninguna ley, ni decreto legislativo ni ordenanza alguna relacionada con estos dos grandes aspectos.

En el caso del tema de los desastres naturales, el estudio del Ieepp contempla que en 2007 se aprobó solo una ley; en 2008 dos; en 2009 los diputados aprobaron tres leyes, una de ellas para controlar el uso y manejo de la madera producto de la destrucción forestal provocada por el Huracán Félix, en el Caribe Norte, y una más en 2010; mientras que en el año que termina no hubo ninguna ley, decreto u otro tipo de normativa que se aprobaran en este ámbito.

Según los datos del estudio, de las 168 leyes aprobadas de 2007 a 2011, 66 están vinculadas con el crecimiento económico; 42 con el tema de la equidad social; 35 con la gestión pública; siete con la atención y mitigación de desastres naturales, y 18 a “otros temas”, pero ninguna está relacionada con el medioambiente ni con la Costa Caribe.

2010 fue el año en que se aprobaron más leyes relacionadas con el tema económico (18 en total); le sigue 2009 (15); 2008 (13), 2007 (11) y en 2011 se aprobaron nueve leyes que priorizaron el crecimiento económico del país, según el estudio, cuyos resultados finales estarán listos en enero próximo.

Ejes temáticos del PNDH
Valle señaló que el Ieepp tomó como parámetros la temática anterior, basada en los ejes fundamentales del Plan Nacional de Desarrollo Humano, PNDH, que son, precisamente, crecimiento económico, desarrollo de bienestar y equidad social, medidas para la buena gestión pública, sostenibilidad ambiental y desarrollo forestal, políticas de desastres naturales y humanos, y estrategia de desarrollo de la Costa Caribe.

Según Valle, en este quinquenio la Asamblea Nacional no cumplió a cabalidad con los lineamientos del PNDH, pues, reiteró, no hay ninguna ley ni decreto encaminados a favorecer las dos grandes temáticas del medioambiente y la Costa Caribe.

 

Un vistazo a la labor legislativa

En 2007, los diputados aprobaron 34 leyes, la primera de ellas, en solo el inicio de la legislatura (año legislativo), el 19 de enero, y fue precisamente una ley para favorecer al recién estrenado presidente Daniel Ortega, conocida como la Ley Marco, la cual prorrogaba por un año más la entrada en vigor de la disposición constitucional que obliga al mandatario a enviar todos los nombramientos de su gabinete a ratificación al Parlamento.

Por primera vez, Nicaragua contó con un Código de Procedimiento Penal Militar, aprobado mediante ley en 2007, una Ley de Protección y Seguridad a las Personas dedicadas a la actividad de buceo; una Ley General de Seguridad e Higiene del Trabajo, la Ley General de Aguas Nacionales y la Ley de Acceso a la Información Pública, mediante la cual, todas las instituciones del Estado quedan obligadas a permitir el libre acceso ciudadano a la información que generan.

Además, se aprobó la Ley Creadora del Banco de Fomento, una demanda de los pequeños y medianos productores y micro, pequeños y medianos empresarios.  También en 2007 se aprobó el nuevo Código Penal.

En 2008, la Asamblea Nacional aprobó 31 leyes, entre las que destacan la Ley de Fomento y Desarrollo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, la Ley de Igualdad de Oportunidades y la Ley de Protección de los Derechos Humanos de las Personas con Enfermedades Mentales.

De igual forma, se aprobó la Ley de Distribución y Uso Responsable del Servicio de Energía Eléctrica, a través de la cual se establecieron duras sanciones a quienes sean encontrados “robando energía”, y la Ley de Transparencia de las Entidades y Empresas del Estado Nicaragüense.

Una más, aprobada en 2008, fue la Ley del Sistema de Sociedades de Garantías Recíprocas para las Micro, Pequeñas y Mediana Empresa y la Ley General de Inspección del Trabajo, así como la Ley de Conservación del Uso de los Suelos en la Reserva de la Biosfera Bosawás.

Apretando el paso
Para 2009, los diputados “apretaron el paso”, y aprobaron 42 leyes, entre las que destacan la Ley Especial para el Fomento de la Construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social, y la reforma a Ley Orgánica de la Contraloría General de la República de Nicaragua y del Sistema de Control de la Administración Pública y Física.

También la Ley de Fomento al Sector Lácteo y del Vaso de Leche Escolar, así como la Ley de Zonas Costeras, la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional, y la Ley Especial para el Desarrollo del Proyecto Hidroeléctrico Tumarín.

Otra ley aprobada fue la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación y del Sistema Nacional para el Aseguramiento de la Calidad de la Educación, la cual fue vetada parcialmente por el Presidente de la República, por considerar que algunos de sus artículos invadían funciones propias del Consejo Nacional de Universidades, CNU.

En 2010, los diputados aprobaron 35 leyes, destacándose la Ley Creadora del Fondo para Compra de Tierra con Equidad de Género, la Ley Especial de Protección a las Familias de Partos Múltiples y  la Ley del Adulto Mayor.

La Ley de Venta Social de Medicamentos fue otra normativa aprobada en 2010, así como la Ley Especial de Comités de Agua Potable y Saneamiento, la Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua y la Ley General de Seguros, Reaseguros y Fianzas.  

Otras leyes de importancia de 2010 fueron: la Ley de Prevención, Investigación y Persecución del Crimen Organizado, y de la Administración de los Bienes Incautados, Decomisados y Abandonados, la Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público y la Ley para la Protección y el Bienestar de los Animales Domésticos y Animales Silvestres Domesticados.

Al finalizar 2010, el Ejecutivo presentó dos iniciativas de ley con carácter de urgencia en materia de defensa y seguridad nacional, particularmente ante un posible conflicto con el vecino Costa Rica. Las leyes aprobadas fueron la Ley de la Defensa Nacional de la República de Nicaragua y la Ley del Régimen Jurídico de Fronteras, ambas crearon mucha controversia por el poder casi absoluto que se dejaba al Ejército de Nicaragua y a la Policía Nacional por parte del Presidente de la República.

En el año electoral 2011, el Parlamento nicaragüense solo aprobó 26 leyes; entre las más importantes figuran la Ley General de Migración y Extranjería y la Ley General de Correos y Servicios Postales de Nicaragua, además de la Ley Especial para el Control y Regulación de Casinos y Salas de Juegos.

 

En deuda con los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Nueve iniciativas de ley relacionadas con tres Objetivos de Desarrollo del Milenio, ODM, quedaron engavetadas en la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional, en este período legislativo que concluyó el jueves 15 de diciembre, por lo que los diputados que cesarán en sus cargos quedaron en deuda con los objetivos de desarrollo que deben alcanzarse hacia 2015 en diversas temáticas, entre ellas, reducción de la mortalidad infantil, mejora de la salud materna, asistir a quienes conviven con el VIH-Sida, y combatir este flagelo.

El grupo de diputados Pro Objetivos de Desarrollo del Milenio, Prodm, encabezados por la legisladora saliente Jamileth del Socorro Bonilla Madrigal, elaboraron un compendio que contiene las nueve iniciativas de leyes presentadas ante la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional entre septiembre de 2010 y octubre de 2011.  
Ninguna de las propuestas pudo llegar a la comisión correspondiente para iniciar las consultas y continuar así su proceso de formación de ley.  

Las iniciativas “engavetadas” son la Ley de Reforma a la Ley General de Salud, con la cual se pretende dar un trato “amigable y equitativo a los sectores más vulnerables de la población”, en este caso a la juventud nicaragüense; la Ley de Reforma a la Ley General de Educación, a través de la cual se busca modificar los principios sobre los cuales se basa la educación, adecuándola a los nuevos tiempos.

Otra iniciativa es la Ley Semana Nacional de la Lactancia Materna, la cual debe promover la lactancia; la Ley de Lucha contra el Cáncer Cérvico Uterino; la Ley de Lucha contra el Cáncer de Mamas; la Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva; la Ley de Atención y Protección al Migrante Nicaragüense en el Exterior, y, finalmente, la Ley Reforma y Adición a la Ley No. 641, Código Penal, con la cual se pretende eximir de  responsabilidad a los médicos que se vean obligados, por motivos terapéuticos (vida o muerte) a realizar un aborto.

El compendio de nueve iniciativas de ley dan respuesta a los Objetivos de Desarrollo del Milenio 4, 5 y 6, relacionados con la reducción de la mortalidad de los niños menores de cinco años; mejorar la salud materna, y combatir el VIH-Sida, la malaria y otras enfermedades.