•  |
  •  |

Mientras el magistrado presidente de la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, Francisco Darío Lobo, aseguró que aún bajo la protesta de Costa Rica le darán trámite a la demanda contra ese país, yendo al territorio que estaría sufriendo daños por la construcción de la carretera de 160 kilómetros en la ribera derecha del Río San Juan, el ambientalista costarricense Alberto Cabezas denunció que ha sido objeto de amenazas de muerte a raíz de su rechazo a dicha obra.

Ante la advertencia del canciller costarricense, Enrique Castillo, de no dejar entrar a los magistrados a su país, Lobo aclaró que la resolución del pleno de la CCJ contempla solo ir a territorio nicaragüense para constatar los daños denunciados por la Fundación Nicaragüense de Desarrollo Sostenible, que preside Jaime Incer Barquero y el Foro Nacional de Reciclaje, a cargo de Kamilo Lara.

Sin embargo, afirmó que si la situación lo amerita, podrían resolver ir a territorio costarricense, para lo cual no necesitarían visa, tal como lo indicó el Canciller de Costa Rica, pues los magistrados de la CCJ tienen rango diplomático.
En tanto, en declaraciones al programa Estudio TN8, el presidente de la fundación “Déjame Vivir en Paz”, de Costa Rica, Alberto Cabezas, expresó que ha recibido amenazas de muerte a través de llamadas telefónicas y mensajes en su perfil de la red social Facebook.

Cabezas mostró uno de los mensajes publicados en su perfil de Facebook, donde se leía “Malparido”, expresión que según el ambientalista es grave en su nación. “Como tratándome de denigrar”, detalló.

Por tanto, señaló que irá al consulado de Costa Rica en Managua para pedir custodia, cuando regrese al país, además de acudir al Ministerio Público costarricense para que investiguen el caso.

El ambientalista Kamilo Lara también estuvo en el programa televisivo, y manifestó su apoyo a la visita que hará el pleno de la CCJ. Incluso indicó que estarían dispuestos a solicitar la ayuda del Gobierno de Nicaragua para tal fin, ya que considera que se deben constatar los daños ecológicos que se señalan en la denuncia.