•  |
  •  |

La incursión de los partidos políticos en las redes sociales durante la pasada campaña electoral resultó ser la apertura de un camino hasta ahora poco explorado. La elección de Presidente, Vicepresidente y diputados significó la oportunidad perfecta para aprovechar al máximo sus herramientas.
Los cinco partidos políticos que participaron en los pasados comicios del seis de noviembre contaron con una página en Facebook, donde a lo largo de la campaña fueron colocando información sobre sus planes de gobierno, giras de campaña e incluso datos sobre los mismos candidatos presentados en forma de videos, fotografías y artículos que narraban la evolución de la campaña misma.

Un campo inexplorado

Los perfiles virtuales de los candidatos así como las páginas de los partidos fueron para Carlos Roberto Fonseca, experto en Tecnologías de la Información y Comunicación, “un canal más de distribución de su mensaje, pero siempre con fines propagandísticos” y presenta como ejemplos las cuentas de Fabio Gadea y Arnoldo Alemán que “publicaban mensajes generales y no interactuaban con los usuarios, una oportunidad desaprovechada”.

Para el especialista en el tema, Javier Báez, estas fueron las primeras elecciones presidenciales en Nicaragua donde las redes sociales jugaron un papel relevante y aseguró que “ningún candidato las descartó, incluso invirtieron dinero en ellas”.

Por su parte el especialista y consultor en redes sociales, Rodrigo Peñalba afirmó que los partidos políticos a partir de las pasadas elecciones tienen dentro de su canal de comunicaciones “un capítulo agregado para las redes sociales” y están conscientes que las campañas no solo están enfocadas en la creación de un spot de televisión o una viñeta de radio.

No fueron los estrategas

De acuerdo con el experto en Asuntos Estratégicos, Félix Maradiaga, lo curioso en cuanto al uso de redes sociales en la política nacional es que “no son las estrategias de campaña, sino los mismos seguidores de una u otra tendencia que se encargaron de crear foros y sitios por su propia cuenta” y agrega que “casi siempre sin ninguna influencia directa de los candidatos”.

Maradiaga considera que “el resultado fue una campaña en la cual las redes sociales empezaron a jugar un papel importante en la movilización de personas y la difusión de ideas” hecho con el cual coincide Javier Báez, quien hace hincapié en la relevancia que estas tuvieron el propio seis de noviembre cuando el Consejo Supremo Electoral no había dado los resultados, y “ya podíamos ver copias de actas de escrutinio en las redes sociales”.  

El Frente y su campaña

En el caso del Frente Sandinista, Peñalba señala que la existencia de movimientos sociales afines a ese partido propició la “generación viral (reproducción masiva de un mensaje) de su mensaje por Facebook y Twitter”, puesto que no existe una página oficial de este partido, Peñalba, además, afirma que “a Daniel Ortega no le hace falta un perfil –en Facebook o Twitter- porque la gente le cree su mensaje”.

El activista FSLN Marcio Vargas Arana, administrador en Facebook del perfil llamado “Izquierda Visión Dos”, explica que a él se le ocurrió la idea de crear un espacio donde pudieran participar simpatizantes del partido oficial y valora que la incursión en Facebook resultó ser “un buen medio para hacer comunicación porque antes no existía un espacio para estos activistas”.

Vargas Arana explicó que “Izquierda Visión” tiene como función además de ser un espacio de debate, funge como un medio de información, y recuerda que para las elecciones pasadas “armamos una cadena con otros cibernautas” con el propósito de tener un mayor rango de información que ofrecer a los usuarios.

La canción del Frente

Un aspecto destacado por Carlos Roberto Fonseca fue la reproducción de la canción de campaña del Frente Sandinista que en el portal de videos Youtube alcanza las 59 mil 538 reproducciones y que para él fue compartida de forma “viral”.

La presencia del Frente Sandinista en las redes sociales, para Peñalba, mostró capacidad de organización ya que evidenciaron que “no solamente están organizados en Facebook o Twitter sino también en la vida real”.

Sin embargo Javier Báez señala que la campaña de Ortega costó cinco veces más que la de Fabio Gadea. “¿A quién no le salía un anuncio de Ortega al entrar a su página favorita?” en referencia a un servicio que presta Facebook para promover lugares, artículos y personas, en este caso la figura del presidente Ortega.

La presencia de Gadea

El excandidato Fabio Gadea también tuvo una notable actividad dentro de las redes sociales. Según Báez, el principal recurso que utilizó fue el de subir vídeos de cada municipio que visitaba y luego lo compartía con sus más de 20 mil seguidores en Facebook y ellos a su vez con sus amigos.
Sin embargo, para Peñalba la cuenta de Twitter del ex candidato llamada @Fabiopresidente no generó la misma viralidad que la del partido de gobierno y sobre esto Carlos Roberto Fonseca remarca el hecho de que el perfil fue utilizado como un medio más de divulgación de las propuestas o ejes de gobierno y no como un espacio de interacción con los usuarios.

Captar el voto joven

Las redes sociales se ven como un vínculo entre los partidos políticos y los jóvenes como sector demográfico en edad para votar. Para Félix Maradiaga “las redes sociales son el canal por excelencia para hacer llegar mensajes”, puesto que si los políticos “quieren ganar la confianza y el voto de una audiencia creciente de jóvenes cada vez más desinteresados y apáticos”, deben usar las redes sociales porque estas representan “el espacio por excelencia mediante el cual los jóvenes obtienen y consumen información”.

El acceso a este medio se ha convertido en un aspecto cultural donde “los jóvenes mejor informados y educados se vuelven muy sospechosos para los políticos que se refugian en fríos y prefabricados spots de campaña en TV y no tienen ni la inteligencia ni el coraje para interactuar con la gente”, explica Maradiaga.

Espacio para denunciar

Otro aspecto es la oportunidad que estas prestan para ser usadas como trincheras de denuncia. Para Javier Báez, “uno de los logros alcanzados por las redes sociales en estas elecciones fue de informarle al mundo acerca de las irregularidades de las elecciones”.

Desde el punto de vista de Félix Maradiaga, la Internet se ha vuelto el “terror de los dictadores” porque “es una inesperada y poderosa herramienta de cambio social que democratiza el flujo de información y acelera exponencialmente la capacidad de movilización y organización de la gente”.

A pesar de ser una herramienta poderosa, para Maradiaga, “ni la Internet ni las redes sociales sustituyen los elementos básicos requeridos para construir una sociedad libre y abierta” y menciona “la educación, los consensos sociales, el respeto del Estado de Derecho y las libertades básicas” como la base de esa sociedad descrita.  

 

La marcha virtual
Existe en Nicaragua el precedente de la “Marcha Virtual en oposición a la reelección de Daniel Ortega”, en febrero de este año, impulsada por Javier Báez, y que casi de inmediato generó una contramarcha promovida por el Frente Sandinista llamada “la otra marcha virtual” y que concluyó con la concentración de miles de jóvenes simpatizantes del Frente Sandinista.

Nuevo año electoral, nuevas estrategias

Si bien no se puede hacer una predicción exacta de su evolución, los especialistas coincidieron en que el uso de las redes sociales en aspectos políticos y sociales seguirán desarrollándose, sobre todo iniciativas provenientes de la población.

Según explica Carlos Roberto Fonseca, “las redes están ayudando a descentralizar el monopolio político, aunque lo mejor sería la participación de los partidos”.

Para Marcio Vargas Arana, las redes sociales son todavía “una herramienta virgen” porque la mayor parte de Nicaragua no tiene Facebook ni Twitter.

La percepción de Peñalba es que en las próximas elecciones municipales habrá “campañas focalizadas”, donde el candidato buscará formas para llegarle al votante pese a que en algunos municipios la conectividad sea nula.

 

Gobernantes online
La presencia de gobernantes como Hugo Chávez, Presidente de Venezuela, (nombre de usuario @Chavezcandanga), goza de miles de seguidores en Twitter, demuestra que “hay interacción entre él y las personas que se dirigen a él”, expresó Fonseca.

Por su parte, Félix Maradiaga recuerda lo determinante que fueron las redes sociales en la campaña de Barak Obama como presidente de Estados Unidos que “marcó un antes y un después en el uso de estas herramientas para promocionar candidatos, sus programas de gobierno y movilizar votantes”.  

También destacables los perfiles en Twitter de gobernantes como Cristina Fernández de Kirchner de Argentina (nombre de usuario@CFKArgentina) quien utiliza esta red social como medio para anunciar los lugares que visita o simples aspectos de su cotidianidad. También la presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla (nombre de usuario @Laura_Ch) utiliza este medio para divulgar logros de su gobierno.

 

Evolución del uso de las redes sociales en Nicaragua

Hasta hace cinco años las redes sociales eran un terreno inexplorado para los usuarios de Internet en Nicaragua. Para Rodrigo Peñalba, la interacción que existía entre cibernautas era por medio de los foros y blogs con sección de comentarios, en cambio ahora la comunicación de ida y vuelta se produce en redes sociales como Facebook y Twitter.

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones ITU, por sus siglas en inglés, estima que en Nicaragua existe un nivel de conectividad del 10.6 por ciento, es decir que solo 600 mil nicaragüenses tienen acceso a Internet, sea desde sus casas, centros de trabajo e inclusive teléfonos celulares.

Hasta junio de 2011 la ITU contabilizó 535 mil veinte perfiles y páginas creadas desde Nicaragua, pero Carlos Roberto Fonseca cree que esta cifra no indica que esos 535 mil veinte sean perfiles y páginas diferentes. En Twitter la cifra es de aproximadamente 30 mil cuentas, pero según Fonseca, “la cantidad de usuarios nicaragüenses en esta red social es más difícil de calcular”.