•  |
  •  |

El director de M&R Consultores, Raúl Obregón, explicó a EL NUEVO DIARIO los datos de su última encuesta, especialmente los que pueden resultar contradictorios entre la población que no avala la reelección del presidente Daniel Ortega ni su gestión en los últimos cinco años.
Asegura que desde septiembre de 2009 una buena parte de los independientes se ha venido identificando con el partido de gobierno, y que los programas sociales que impulsa han abonado a ello.

¿Cómo se explica que el 53% de los encuestados se hayan declarado simpatizantes sandinistas?
A partir de septiembre de 2009 este Gobierno empezó a romper con los muros que tuvieron los sandinistas por 20 años en este país. En este momento no te puedo decir por qué, pero sí sabemos que a partir de ahí ellos empiezan a mejorar su posición frente a la población, y, por primera vez en 20 años, logran romper la barrera del 40 (por ciento) y también por primera vez los independientes, que generalmente han rechazado todo lo que representa sandinismo. Comenzó como con 4 puntos, después subió a 6 y a 8 hasta llegar a 22 puntos, más o menos, que son los que lo llevan a ese 58, 60% en este momento.

Lo que quiero decir es que este Gobierno, me guste o no me guste, ha desarrollado y ha implementado una estrategia que ha estado dirigida a atraer a los independientes y a revertir la posición negativa que ellos tenían en los independientes, y lo han logrado.

Pero, según la misma encuesta, en diciembre de 2009 hubo un repunte negativo en la calificación al tipo de gobierno y al trabajo realizado por el Presidente, ¿ahí influyeron los independientes?
Creo que sí…, puede ser que haya habido un retroceso como lo está habiendo ahorita, porque eran más independientes los que estaban apoyando y los que aparentemente votaron por Ortega, pero se disminuyeron en 4 o 6 puntos a un mes de la elección.  
Pero insisto en que no es en esta encuesta de diciembre que Ortega mejoró sus números, sino que es un proceso, son resultados que los venimos viendo desde hace más o menos dos años ¿Ya paró? ¿Va para atrás? No sé.

El 69.8% de los encuestados está de acuerdo con los resultados electorales, y el 76% cree que el presidente Ortega ganó las elecciones, pero hay una diferencia entre estas dos cifras y el 63% con el cual el Presidente resultó reelecto…

La opinión pública lo que hace es expresar percepciones que están formadas por lo que recibe y por lo que asimila. Uno escucha a formadores de opinión decir que Ortega perdió la elección, a excandidatos decir “yo gané, se robaron la elección”, entonces, hay quienes dicen que, efectivamente, Ortega perdió y que los resultados son abultados, y hay quienes dicen que Ortega ganó, pero no con esos números, por eso hay una diferencia.

Pero si nos atenemos a esas cifras, se podría decir que ni siquiera el 31% que votó por Fabio Gadea cree que el presidente Ortega no ganó…
Hay un 34.5% de gente que está diciendo que Ortega perdió o que ganó, pero que los resultados están abultados, es decir, hay gente que votó por don Fabio Gadea y que dice “Ortega ganó”, y hay un 65% que dice que quedó satisfecho… por eso digo que estos resultados son más o menos coincidentes con el resultado electoral.

También hay que tomar en cuenta que en una elección los resultados electorales se miden sobre la base del voto válido, no sobre la base de votantes. Esta encuesta es sobre la base de todo el electorado, no estamos viendo que si votaste, que si no votaste, que si hay abstención, etcétera.

En la evaluación del proceso electoral hay un dato que indica que al 7.6% de los encuestados asegura que se les negó la cédula ¿No cree que es un porcentaje mínimo comparado con las movilizaciones que hubo a nivel nacional por el reclamo de cédulas, especialmente en el Norte?
La última encuesta de octubre nos dio que el 94% de los votantes posibles ya tenían cédula, o sea, nos salía un 6% sin cédula y de ese 6% un 80 y pico por ciento eran personas de 16 años cumplidos recientemente, entonces este 7% sale de los que dicen que hubo anomalías (36.8%).

¿Qué lectura hace, en general, sobre cómo quedaron las instituciones en cuanto a la confianza que tienen de parte de la población? El Ejército de Nicaragua está en primer lugar con 84.7%.
El Ejército de Nicaragua tiene muchos años de estar en esa posición. Nosotros hemos evaluado ese dato, y hemos visto que lo que sucede con el Ejército es que ellos realizan muchas actividades que no necesariamente tienen que ver con fusiles… ellos tienen cierto acercamiento a la población en un plan que nada tiene que ver con represión, a diferencia de la Policía, que está en el día a día de los problemas de la gente, que lleva presas a personas, etcétera.

A propósito de la Policía Nacional, esta institución también está en una baja posición en la lista, mientras que su cabeza, la comisionada mayor Aminta Granera, está en primer lugar en el ranking de personalidades…
La gente ve que esta señora está siempre donde está el problema. Por otro lado, ella ha tenido la aceptación de todos los sectores, los medios no la han atacado, incluso cuando han sucedido acciones de la Policía en términos políticos de reprimir a un grupo que se quiere manifestar, la comisionada Granera ha llegado a poner el orden. Aun los opositores al gobierno dicen “si no estuviera ella, sería peor”.

¿Qué demuestran los datos que refleja la opinión de los nicaragüenses respecto de su entorno, principalmente el económico?

El 70% de la población de Nicaragua, al menos desde el punto de vista mercado lógico, está en un nivel bajo, la clase media es más o menos un 26% y tenemos una clase alta que es 3 o 4%. Pero el 70% es clase baja tendiendo a marginal. Las personas que están en esos niveles están en estado de sobrevivencia, entonces, cuando llega alguien y les regala X cantidad de láminas de zinc, y ahora que llovió en la noche no les cayó el agua, es un avance. Ellos siguen diciendo que el gran problema del país es el empleo, esta vez nos sale en un 29 y 30%, pero viene de un 60% disminuyendo como problema. Se genera esperanza en ese gran segmento poblacional, las expectativas que tiene ese segmento son bastante altas, y ese es el segmento que le está dando el apoyo a este gobierno.