•  |
  •  |

El Canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, afirmó que al no firmar la adhesión a la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, no tienen por qué cumplir con las medidas cautelares dictadas por esta, que manda a detener la construcción de la carretera paralela al Río San Juan; sin embargo, el experto en Derecho Internacional y especialista sobre el tema del Río San Juan, Manuel Madriz

Fornos, recordó que las medidas cautelares son “obligatorias”.

El Canciller costarricense declaró que como su país no ha ratificado la adhesión a la CCJ su país “no reconoce a la Corte, de modo que lo que resuelvan para nosotros es inexistente, es absolutamente nulo, ellos están incurriendo en acciones ilícitas, abusivas pretendiendo imponer un poder que no tienen sobre un país soberano”.

Asimismo, anunció que planea visitar a los demás países centroamericanos “para explicarles la situación y para hacer conciencia de que la Corte necesita que le pongan límites pues está completamente excedida”.

Actitud abusiva
Ante la Asociación de Diplomáticos en Costa Rica, Adicor, que agrupa a los miembros del Cuerpo Diplomático, representantes de organismos internacionales y cónsules honorarios acreditados en el país y ante diplomáticos, el canciller Castillo dijo que “la Corte Centroamericana de Justicia, de manera abusiva pretende tener competencia y jurisdicción sobre un país como Costa Rica que no la ha aceptado, y que de hecho expresamente la rechazó en 1995, por medio de la Asamblea Legislativa, la máxima expresión soberana del país”.

“Más bien yo quisiera rogarles que informen a sus países de que Costa Rica se está defendiendo de una actuación abusiva de la Corte Centroamericana de Justicia, que está favoreciendo los intereses de Nicaragua en el conflicto que tenemos por la invasión que hizo Nicaragua el año antepasado de territorio costarricense”, expresó el ministro Castillo.
Efecto inmediato
Sin embargo, Manuel Madriz explicó que “las medidas cautelares son de efecto inmediato. No hay forma de detener una medida cautelar” y afirmó que aunque Costa Rica argumente que la CCJ no tiene competencia, esa es una “excepción preliminar” y debe resolverse después de acatar las medidas cautelares, demostrando que la Corte no tiene competencia con argumentos.

“Tienen que argumentar dentro de la Corte, presentar sus pruebas que demuestren que la CCJ no tiene competencia, pero no detener la medida cautelar, porque estas son de acatamiento inmediato. La CCJ con la medida cautelar lo que persigue es resguardar un bien que a simple vista está en peligro. No le da la razón ni a uno ni al otro. Lo que hace es dictar disposiciones para que no se empeore la situación”, dijo.

Manifestó que no acatar las medidas cautelares es “un desacato y se ubica al margen del derecho”.

Costa Rica y la Corte
Sobre las visitas para poner límites a la Corte, dejó ver que es una manera de reconocer a la CCJ. “Las facultades de la CCJ están establecidas en un tratado y las limitaciones tienen que ser producto del tratado, las modificaciones donde está establecida la Corte y su reglamento. Costa Rica está clara que la Corte tiene competencia y quiere entrar a limitar las competencias, entrar a revisar el tratado o el reglamento de la Corte, y la única forma en que pudiera tratar de cambiar eso es decir reunámonos todo para cambiarlo y entonces admitirían que ellos son parte”, aseguró.

“Son una cantidad de elementos que te dicen que Costa Rica reconoce la CCJ, su institucionalidad, sus competencias. Hizo grupo con toda Centroamérica apoyando una sentencia de la Corte, si nada tiene que ver que está haciendo ahí”, añadió.

Los antecedentes
De acuerdo con el magistrado Francisco Darío Lobo, Presidente de la CCJ, aunque Costa Rica no firmara la adhesión ha reconocido sentencias de la Corte.
Indicó que en Costa Rica “suscribió y ratificó el Protocolo de Tegucigalpa”, en el cual se establecen los órganos del Sistema de Integración Centroamericana, entre ellos la CCJ y sus funciones.

Recordó que en el artículo 35 se lee: “Toda controversia sobre la aplicación o interpretación de las disposiciones contenidas en el presente Protocolo y demás instrumentos a que se refiere el párrafo anterior, deberá someterse a la Corte Centroamericana de Justicia”.

Y sobre el “estado soberano” al que hace referencia Costa Rica recordó que en el Convenio de Estatutos se lee: “La soberanía estatal queda limitada por el sometimiento a la jurisdicción de la Corte, lo que implica que los estados acaten sus decisiones.

Ambos documentos fueron firmados por Rafael Calderón Presidente de Costa Rica en ese momento. El magistrado recordó que ya el expresidente Abel Pacheco firmó un documento que manda a cumplir una sentencia de la CCJ, lo que consideró un reconocimiento a la Corte en sí.

(Con colaboración de ACAN-EFE)