•  |
  •  |

Cuatro diputados del Frente Sandinista y uno de la alianza PLI delegaron a sus suplentes para la función legislativa, para mantenerse en sus cargos públicos, en el primer caso, y para dedicarse a actividades partidarias, en el caso del diputado Eduardo Montealegre, que delegó en su suplente Eliseo Núñez Morales.

El embajador de Nicaragua en Perú, Tomás Borge Martínez, se mantendrá como diplomático, por lo cual designó a su suplente Mario Valle Dávila para el trabajo legislativo.

La doctora Maritza Cuan también delegó a su suplente Laura Estela Bermúdez Robleto, porque se mantendrá en el cargo de directora del Silais-Managua.

El diputado electo Gerardo Mercado delegó a su suplente, Alba Estela González Tórrez, sin embargo, la directiva de la Asamblea Nacional no detalló qué cargo le impide a Mercado desarrollar su trabajo legislativo.

Una diputada del “Mercado Oriental”
La vicealcaldesa Reyna Rueda Álvarez designó a su suplente Melba del Socorro Sánchez Suárez, quien después de 30 años de ser comerciante del Mercado Oriental, ahora será diputada en la AN.

El anuncio fue hecho el jueves por la primera secretaria de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, Alba Palacios, durante la primera sesión ordinaria de la XXVIII Legislatura de la Asamblea Nacional.

Palacios manifestó que esto no significa que los diputados electos tengan doble cargo ni que están fuera de la legalidad al ejercer un cargo público y haber sido acreditados y juramentados como diputados el pasado 9 de enero.


Explicó que si hubiesen decidido asumir sus diputaciones (como no lo hicieron), entonces tendrían que abandonar sus cargos, pero como decidieron mantenerse en esos trabajos, entonces tuvieron que delegar a sus suplentes para la función en la AN.

“Obviamente, que la ley establece que solo pueden tener una función; los funcionarios de los poderes del Estado no pueden tener dos funciones”, explicó Palacios.

Según la Ley 331, candidatura de Rueda fue ilegal
Sin embargo, en el hemiciclo surgió el cuestionamiento del diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Javier Vallejo, quien manifestó que la vicealcaldesa Reyna Rueda debió renunciar a ese cargo, antes de juramentarse y acreditarse como diputada.

Aun así, la diputada Palacios siguió insistiendo en que Reyna Rueda “no tenía que haber renunciado a nada”, e incluso la directiva de la AN llamó al director de Asuntos Legislativos, Pablo Ferrey, quien explicó que la vicealcaldesa “pidió permiso a la Junta Directiva para mantener el otro cargo y acreditó a su suplente”.

Ferrey manifestó que el día de la juramentación, solo se le entregó sus credenciales de diputada a Rueda, pero no asumió el cargo.

Tenía que renunciar antes de ser candidata

Sin embargo, la Ley Electoral 331 manifiesta que los alcaldes y vicealcaldes “para ser candidatos a otros cargos de elección popular, deberán renunciar a su cargo doce meses antes de la fecha de la elección”, según se lee en el segundo párrafo del artículo 154, Capítulo V, “De la elección de alcalde y vicealcalde y de los concejos municipales”. Así que según esta Ley, la candidatura de Reyna Rueda fue ilegal.