•   Estelí  |
  •  |
  •  |

El 2011 fue un año difícil para quienes promueven y defienden los derechos humanos en los 27 municipios segovianos, en donde hubo activistas políticos que vertieron amenazas de muerte a funcionarios de la sede regional  del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.

El doctor Alberto José Rosales Mondragón, asesor jurídico del Cenidh en la oficina regional, señaló que muchos actos violentos y exabruptos, se debieron a la dinámica misma promovida por la euforia que provoca el año electoral en activistas políticos.

Detalló que en municipios como San Juan de Río Coco y Ciudad Antigua, en donde semanas antes de las elecciones, hubo protestas de pobladores que reclamaban la entrega de sus cédulas de identidad ciudadana, hubo posiciones hostiles de oficiales y jefes policiales.

Policía expresa buena voluntad
Inclusive, en San Juan de Río Coco, Madriz, dos oficiales emitieron amenazas de muerte y adoptaron posiciones intimidatorias contra promotoras de derechos humanos, y una de las entidades públicas mayormente señalada por la población como violadora de los derechos humanos fue la Policía, sostuvo el doctor Rosales Mondragón, aunque reconoció que la mayoría de los mandos policiales en Estelí, Madriz y Nueva Segovia están anuentes a fortalecer coordinaciones de trabajo.

Consultado sobre este particular el teniente David Lazo, portavoz oficial de la Policía en Estelí, dijo que la jefatura y los oficiales siempre han sido receptivos en atender o escuchar a dirigentes o miembros de los organismos de derechos humanos.